Mercado laboral alemán no está preparado para larga recesión: funcionario

sábado 12 de enero de 2013 12:17 GYT
 

BERLIN (Reuters) - El hasta ahora robusto mercado laboral alemán no está lo suficientemente preparado para una recesión profunda, pero el desempleo no debería subir sobre los tres millones de personas en promedio este año, dijo el jefe de la Oficina del Trabajo, Frank-Juergen Weise, citado el sábado por una revista local.

Pese a que aumentan las expectativas de que la mayor economía de Europa se contraiga a fin de año, subsidios del Gobierno, medidas temporales y la escasez de mano de obra calificada aún hacen improbable que se registren despidos generalizados.

La tasa de desempleo de Alemania se mantuvo estable en un 6,9 por ciento en diciembre del 2012, con 2,942 millones de personas sin trabajo, y los economistas prevén pocos cambios en esa tendencia en la medida en que la crisis de la zona euro y el panorama económico global no empeoren significativamente.

Aún así, Weise dijo que será un año difícil.

"El mercado laboral soportará una profunda recesión por un año como mucho", afirmó Weise a la revista local.

"Las altas reservas de la Oficina del Trabajo ya no están y después de que los pagos de contribuciones fueron rebajados en el 2012, no tuvimos la oportunidad de reconstruir reservas nuevas significativas", agregó.

Años de contención de los salarios y reformas estructurales aplicadas a mediados de la década del 2000 han dejado al mercado laboral en una posición sólida, especialmente en comparación con sus pares en Europa como España, donde la cesantía alcanzó un récord de un 25 por ciento en el tercer trimestre del 2012.

Kurzarbeit, un plan de empleo de corto tiempo subsidiado por el Gobierno que fue usado ampliamente durante la crisis financiera global, dio a Alemania la flexibilidad para salir de su recesión a comienzos del 2009 más rápidamente que otros países.

Weise afirmó que la Oficina del Trabajo espera que en promedio 100.000 empleados sean afectados por Kurzarbeit en el 2013, pero que la entidad está preparada para 180.000, o casi tres veces el número del 2012, y que ha reservado un presupuesto de 600 millones de euros para ese propósito.

En el punto más álgido de la recesión del 2009, alrededor de 1,7 millones de personas operaban bajo el plan y algunas empresas como Opel -la unidad alemana de la automotriz estadounidense General Motors- y la siderúrgica ThyssenKrupp ya han dicho que volverán a operar bajo ese esquema.

(Reporte de Annika Breidthardt. Editado en español por Patricio Abusleme)