Clima seco seguirá afectando la región agrícola dañada por la sequía en EEUU

martes 15 de enero de 2013 11:35 GYT
 

Por Sam Nelson

(Reuters) - Los pronósticos de un retorno del clima árido a los Grandes Llanos y al oeste de la región central de Estados Unidos, ya afectados por la falta de humedad, reavivaron las preocupaciones de los agricultores luego de que el país viviera en el 2012 su peor sequía en más de 50 años.

"El clima seco prevalecerá en las principales áreas de los Grandes Llanos y el oeste de la región central de Estados Unidos hasta la segunda quincena de enero", dijo Joel Widenor, meteorólogo especializado en agro de Commodity Weather Group.

"Esto también evitará cualquier estabilización en el largo plazo en los niveles de agua de los ríos en el valle del río Misisipi", agregó.

Las fuertes lluvias del fin de semana en el sur de la región central estadounidense llevaron humedad a algunas áreas y también elevaron los niveles de agua en los ríos.

No obstante, los estados que conforman los Grandes Llanos y el oeste de la región central de Estados Unidos, donde se produce casi toda la cosecha de trigo duro rojo de invierno del país, permanecen secos y no hay pronósticos de lluvias o nevadas en el corto plazo.

Las precipitaciones del fin de semana se concentraron en el sur y sureste de la región central de Estados Unidos y ayudaron a que las embarcaciones naveguen el río Misisipi, la principal ruta naviera del país.

"Definitivamente fueron bienvenidas y elevaron el nivel del agua en el sur de San Luis (Misuri)", dijo Don Keeney, meteorólogo de MDA EarthSat Weather. "El único problema ahora es que habrá sequía durante unas dos semanas, por lo que bajarán de nuevo", agregó.

Las lluvias regaron una extensa área del Delta del Misisipi y del sur de la región central de Estados Unidos, dijo, que rondaron entre 2 y 4 pulgadas (de 5 a 10 centímetros) con máximos de 5 pulgadas.   Continuación...

 
Foto de archivo de una mazorca afectada por una sequía en Buckeystown, EEUU, oct 27 2012. Los pronósticos de un retorno del clima árido a los Grandes Llanos y al oeste de la región central de Estados Unidos, ya afectados por la falta de humedad, reavivaron las preocupaciones de los agricultores luego de que el país viviera en el 2012 su peor sequía en más de 50 años. REUTERS/Gary Cameron