Trabajadores minera Amplats Sudáfrica acceden volver al trabajo

miércoles 16 de enero de 2013 14:28 GYT
 

Por Ed Stoddard

JOHANNESBURGO (Reuters) - Trabajadores de las minas de Anglo American Platinum en Sudáfrica abandonarán una huelga ilegal a la que se habían sumado el miércoles y quieren dialogar para evitar futuras acciones contra el mayor productor del metal del mundo, dijo un líder sindical.

Los trabajadores de tres minas de Amplats se habían plegado a una huelga desde el turno de la noche del martes, horas después de que la compañía, una unidad de Anglo American, anunció sus planes de cerrar yacimientos y eliminar 14.000 empleos.

"La huelga fue sólo por ayer de noche", dijo a Reuters el líder sindical de Amplats Evans Ramokga, quien añadió que los trabajadores presionarían a la gerencia para hallar una manera de evitar despidos, que equivalen a aproximadamente un 3 por ciento de la fuerza laboral total de Sudáfrica en el sector minero.

Autoridades de Amplats no estaban disponibles de inmediato para realizar comentarios.

Una portavoz de Amplats había dicho horas antes que un número no especificado de empleados en sus minas Khomanani, Thembelani y Tumela, situadas en el corazón de la región productora de platino de Sudáfrica, se habían rehusado a bajar a los depósitos.

Sólo Khomanani está entre las minas que serán cerradas indefinidamente o vendidas por la compañía, de modo que la avezada medida de fuerza sugiere que activistas laborales están cumpliendo con su amenaza de congregar apoyo masivo para los empleados afectados por los recortes.

Las manifestaciones, que se esperaban luego de que Anglo American develó sus planes de reestructuración, sumadas a las fuertes objeciones del Gobierno a la eliminación de puestos de trabajo, muestran cuán difícil será que la gigante minera pueda aplicar cambios que considera cruciales para su recuperación.

"La propia reestructuración es sumamente ambiciosa, probablemente no es lo que mucha gente quería ni lo que muchos otros esperaban", dijo el analista Jeff Largey de Macquarie en Londres.   Continuación...