Dólar retrocede frente al yen tras toma de ganancias de inversores

viernes 18 de enero de 2013 09:56 GYT
 

Por Anooja Debnath

LONDRES (Reuters) - El dólar retrocedía el viernes desde un máximo de 31 meses contra el yen debido a que los inversores tomaban ganancias antes de una agresiva política de alivio monetario que realizaría la próxima semana el Banco de Japón.

Los estrategas cambiarios dijeron que la caída del dólar será probablemente de corta duración y que la moneda japonesa sigue vulnerable a las pérdidas adicionales si el Banco de Japón toma medidas que vayan más allá de las expectativas de los mercados, en un intento de evitar la deflación.

El dólar caía un 0,1 por ciento contra el yen a 89,81 yenes. Más temprano, la moneda estadounidense superó la barrera de los 90 yenes en la plataforma electrónica EBS, al alcanzar las 90,21 unidades de la divisa nipona, su nivel más alto desde junio del 2010.

"Esto es sólo una toma de ganancias (...) La tendencia general de especuladores, fondos de cobertura e inversionistas es apostar por el momento a una mayor debilidad del yen", dijo Bernd Berg, estratega de Credit Suisse.

"Creemos que esta tendencia continuará a menos que el Banco de Japón decepcione, lo que creo que es poco probable", agregó.

Fuentes familiarizadas con el pensamiento del Banco de Japón dijeron a Reuters que el banco central, bajo la presión implacable del primer ministro Shinzo Abe, considerará la posibilidad de hacer un compromiso de final abierto para comprar activos hasta que el objetivo inflacionario del 2 por ciento esté a la vista .

El euro, en tanto, caía un 0,3 por ciento contra el yen a 119,92 yenes desde las 120,73 unidades alcanzadas previamente, su nivel más alto desde mayo del 2011.

El euro también caía contra el dólar, descendiendo 0,2 por ciento en el día a 1,3355 dólares. La moneda europea había alcanzado previamente los 1,3399 dólares, apenas por debajo de un máximo de 11 meses de 1,3404 dólares establecido el lunes.

Sin embargo, los estrategas dijeron que era probable que el euro se mantenga fuerte en el corto plazo.