Restricciones a exportaciones petroleras de EEUU seguirían, por ahora: AIE

viernes 18 de enero de 2013 12:10 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Estados Unidos no relajaría pronto las normas que prohíben la exportación de la mayoría de sus variedades de petróleo, pese al enorme aumento en la producción que ha reducido algunos precios domésticos muy por debajo de los valores internacionales, dijo el viernes la agencia de energía de Occidente.

Ante la ausencia de significativos cambios a la ley, la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo que espera que los productores en Estados Unidos exporten más productos y condensados del petróleo, y que construyan más oleoductos para permitir que el crudo fluya con más libertad dentro de Norteamérica.

"Aunque la demanda de capacidad de exportación es clara, los productores estadounidenses están totalmente restringidos en su capacidad para exportar crudo doméstico", dijo la AIE en su reporte mensual sobre el mercado petrolero.

"Grandes cambios en la legislación parecen improbables en el corto plazo y probablemente veremos, en cambio, paliativos como acuerdos de canje de crudo por productos y/o una expansión de exportaciones de condensados", dijo.

La AIE, que asesora a grandes países consumidores de petróleo en política energética, dijo que es probable que la "infraestructura dentro de Estados Unidos" mejore para facilitar el envío de nuevo petróleo liviano que se está produciendo en yacimientos de petróleo no convencionales como Eagle Ford, Bakken, y la cuenca Permian.

Era necesaria infraestructura adicional para enviar este nuevo petróleo hacia áreas donde "el crudo dulce, liviano sigue siendo un producto básico en la refinación, predominantemente la costa este".

La AIE dijo que anticipaba una creciente presión en la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de Estados Unidos para liberalizar las normas que controlan el envío de petróleo dentro y alrededor de Estados Unidos.

"La reforma de los envíos (...) la expansión de los oleoductos existentes entre la costa estadounidense del Golfo de México y la Costa Este, y un cambio en la refinación, son sólo algunas maneras en las que elevar los volúmenes de petróleo podría evitar o retrasar toparse con una muralla en las exportaciones", dijo.

(Reporte de Christopher Johnson; editado por Marion Giraldo)