Bundesbank advierte de controles de capital en debate de guerra cambiaria

jueves 24 de enero de 2013 10:29 GYT
 

FRANCFORT (Reuters) - Uno de los principales funcionarios del Bundesbank señaló el jueves un quiebre en la oposición sostenida durante largo tiempo por el banco central alemán a la regulación de flujos de capital y afirmó que el uso limitado de controles podría ser apropiado algunas veces.

En una columna publicada en el periódico financiero alemán Handelsblatt, el miembro del directorio del Bundesbank Andreas Dombret dijo que los controles directos de capital podrían ser considerados si otras medidas no funcionaran.

Luego de rechazar este tipo de controles durante décadas, el Bundesbank está cambiando su postura, con la aceptación de algún grado de control si las medidas como aumentar las reservas o hacer más flexibles los tipos de cambio extranjero no funcionan.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, se unió esta semana a consejeros de bancos centrales al hablar sobre el riesgo de las devaluaciones competitivas, esto es, países que alientan al debilitamiento de sus monedas para impulsar el atractivo de los productos elaborados a nivel local.

Las autoridades en países avanzados, particularmente en Japón y Estados Unidos, han estado presionando por acciones agresivas para revitalizar a sus economías. Eso tiene el efecto de debilitar sus monedas en los mercados cambiarios.

Además de impulsar el comercio exterior de un país, también hace más atractivos los bienes locales al elevar los precios de las mercancías importadas.

La inversión, en tanto, cambia hacia divisas de mayor rendimiento, particularmente en mercados emergentes, haciéndolos menos competitivos.

"Si medidas para limitar los flujos de capital son aplicadas en casos excepcionales, deberían ser temporales, transparentes y selectivos y en lo posible no deberían perjudicar a otros", escribió Dombret.

El consejero dijo que el Bundesbank comparte ampliamente la visión del Fondo Monetario Internacional, que en diciembre dio a conocer principios sobre cómo los países deberían manejar los flujos internacionales de capital.

Países desde Brasil a Indonesia, Corea del Sur, Perú y Tailandia han impuesto controles para limitar los flujos desde el 2009, mientras que pocos países como Argentina, Islandia y Ucrania han buscado contener salidas de capital repentinas o muy grandes.

(Reporte de Eva Kuehnen y Andreas Framke. Editado en español por Patricio Abusleme)