Inversores ven con creciente cautela a Italia mientras se acercan elecciones

jueves 24 de enero de 2013 11:31 GYT
 

Por Sinead Cruise

LONDRES (Reuters) - A medida que se intensifica el bombardeo mediático de Silvio Berlusconi antes de las elecciones en Italia, también crecen los temores de una costosa desviación del país en su camino hacia la recuperación económica.

Los rendimientos de la deuda italiana a corto plazo, que han caído con fuerza, están subiendo de nuevo, lo que refleja la preocupación ante la posibilidad de que el magnate multimillonario, que perdió el poder en el 2011 en medio de la crisis fiscal del país, pueda conseguir una enorme influencia tras el resultado electoral.

Algunos inversores extranjeros ya empezaron a retirarse y a tomar ganancias, en vez de esperar para averiguar lo que sucederá.

Luca Paolini, jefe estratega de inversiones por 135.000 millones de dólares de la firma Pictet Asset Management, está diciendo a sus clientes que tomen ganancias sobre los bonos italianos por adelantado antes que se produzcan más riesgos, no sólo en Italia sino también a nivel general en la zona euro.

"Los activos de riesgo ganaron mucho por la percepción sumamente optimista sobre la política y la economía. Yo sugiero a las personas que saquen el dinero de los países de la periferia de la zona euro hasta que veamos lo que sucede en Italia, quizás hasta que tengamos pruebas de que el Banco Central Europeo no se queda dormido mientras conduce", sostuvo.

"Hay movimiento en Estados Unidos, en Japón, y el BCE está perdiendo la guerra cambiaria", dijo Paolini, que ahora tiene posiciones largas en oro y posiciones ligeras en bonos y acciones italianas.

Aunque pocos apuestan a un retorno de Berlusconi, el ex primer ministro está recortando la ventaja que muestran sus rivales en los sondeos de opinión, el grupo de centro-izquierda Partido Democrático, gracias a una seguidilla de apariciones en radio y televisión.

Pese a que la centro-izquierda todavía es la favorita para ganar las elecciones y tomar control de la Cámara baja, Berlusconi intenta evitar que domine el Senado, lo que podría complicar la situación del nuevo Gobierno a la hora de aprobar dolorosas reformas y mantener unida a la coalición.   Continuación...