25 de enero de 2013 / 19:48 / en 5 años

SONDEO-Negocios EEUU se resienten por batallas fiscales en Washington: economistas

Por Andy Bruce y Rahul Karunakar

(Reuters) - Los negocios estadounidenses han frenado su expansión y sus planes de contratación como resultado directo de las batallas fiscales en Washington, según una mayoría de economistas encuestados, en la última advertencia de que la recuperación podría tardarse hasta que se produzca un consenso político.

La encuesta del viernes realizada por Reuters a 76 economistas indicó que los expertos estaban divididos casi igualitariamente acerca de si la Casa Blanca y el Congreso acordarán recortes de gastos masivos en los próximos dos meses.

Aunque la Cámara de Representantes -controlada por republicanos- aprobó el miércoles un proyecto de ley para permitir que el Gobierno federal mantenga su capacidad de endeudamiento hasta mediados de mayo, de todas formas enfrenta junto al presidente demócrata Barack Obama semanas de debates sobre las reformas presupuestarias.

Encuestados durante los últimos dos días, la mayoría de los economistas fue claro al expresar su opinión de que el estancamiento de los últimos meses ha tenido una impacto en la inversión de las empresas y los planes de contratación en Estados Unidos.

Kevin Logan, economista jefe en Estados Unidos de HSBC, dijo que la incertidumbre sobre la política presupuestaria podría persistir este año e incluso extenderse hasta el 2014.

“Hasta que el tema esté resuelto, generará riesgos a la planificación de negocios y a los potenciales retornos sobre desembolsos de capital”, aseveró.

Cincuenta y un economistas dijeron que las prolongadas negociaciones han retrasado la contratación corporativa y los planes de expansión hasta cierto punto, y ocho afirmaron que el impacto era de gran alcance. Los 17 restantes dijo que las batallas fiscales tuvieron pocos o ningún efecto.

Un sondeo de Reuters publicado previamente esta semana mostró que el crecimiento económico de Estados Unidos podría desacelerarse a cerca de 2 por ciento en el 2013, en comparación con la estimación del 2,3 por ciento para el año pasado.

Aunque la cifra es mejor que la prevista para gran parte de Europa, que enfrenta duras medidas de austeridad que la Casa Blanca desea evitar, de todas formas no es suficiente para generar una ola sustancial de contrataciones.

Destacando las diferencias reinantes en Washington, los economistas estaban divididos sobre si los políticos acordarán finalmente la implementación de recortes significativos de gastos: 38 dijeron que no lo harían y 36 afirmaron que sí.

“Tengo esperanzas en que se consigan recortes sustanciales de gastos como parte de un acuerdo sobre el presupuesto, y espero que esto incluya reformas tributarias y de subvenciones”, dijo Chad Moutray, economista jefe de la Asociación Nacional de Manufactureros en Washington, D.C.

“Teniendo esto en cuenta, los actuales desafíos fiscales han tenido un impacto y una gran proporción de manufactureros ha dicho que tuvieron que revertir sus planes de gasto de capital y contratación”, aseveró.

Fitch y Moody‘s, las dos grandes agencias de calificación de crédito que aún mantienen al Gobierno estadounidense con el grado “AAA”, han advertido en las últimas semanas que el país enfrenta una rebaja de su nota a menos que los legisladores aprueben un plan creíble para reducir el déficit fiscal.

Una mayoría de los economistas encuestados -53 de 75- dijo que un recorte de la calificación de deuda no llevaría a una reducción del déficit presupuestario.

Encuesta realizada por Snehasish Das. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below