28 de enero de 2013 / 11:49 / hace 5 años

Monedas de América Latina operarían mixtas, atentas a intervención, datos EEUU y reunión Fed

Por Nelson Bocanegra

BOGOTA (Reuters) - Las monedas de América Latina se negociarían con disparidad esta semana, atentas a las intervenciones locales de los bancos centrales, así como a una batería de datos económicos en Estados Unidos y a la reunión mensual de la Reserva Federal.

La mayoría de las divisas de la región terminaron la semana pasada con retrocesos tras acercarse a niveles que pueden alentar una mayor participación de las autoridades para contener la fuerza apreciación que arrastran desde el 2012, bien sea comprando más dólares o reduciendo sus tasas de interés.

“Estamos en niveles que nos hacen en general ser algo más cautelosos porque por posicionamiento de monedas, como el peso mexicano vemos mayores vulnerabilidades a cualquier corrección del mercado”, dijo Alejandro Cuadrado, jefe de estrategia de monedas para América Latina del BBVA, desde Nueva York.

“Además, a eso le sumamos el riesgo de intervención, en el sentido de que llevamos un principio de año con apreciación importante que ya traíamos desde finales del año pasado y que ha hecho volver a hacer un poco más de ruido de lado de los países, sobre todo andinos, principalmente Colombia, Chile y Perú”, agregó.

* El peso mexicano cotizaría en un rango de 12,60 a 12,80 unidades por dólar, con sesgo a la baja, debido a crecientes expectativas de que el banco central local sorprenda al mercado con un recorte de la tasa de interés clave.

Otro factor de riesgo en las decisiones sobre la moneda será su posicionamiento técnico en el mercado de futuros de Chicago, donde las apuestas a su favor aún se mantienen elevadas, aunque la publicación del dato mensual de empleo en Estados Unidos al final de la semana podría cambiar la perspectiva negativa.

* El peso colombiano fluctuaría entre 1.760 y 1.797 unidades por dólar, dependiendo de la reunión del banco central el lunes, en la que la mayoría del mercado espera que adopte alguna medida para contener la apreciación de la moneda, como aumentar las compras diarias de dólares o extender el tiempo de intervención más allá del previsto hasta ahora, de finales de marzo.

“Esa reunión va a generar movimientos en el mercado si efectivamente se toman decisiones de intervención cambiaria o si decepciona, que creo que es el riesgo, porque ya todo el mundo está enfocado en que lo más probable es que extienda las compras”, dijo Camilo Pérez, jefe de estudios económicos del Banco de Bogotá.

* El peso argentino marcaría renovados valores mínimos históricos ante coberturas, en momentos en que se incrementa la demanda estacional de divisas por vacaciones, en medio de fuertes restricciones cambiarias.

“La tendencia del dólar sigue siendo al alza (depreciación del peso), aunque no se descartan algunas caídas puntuales por intervenciones oficiales”, dijo un operador.

La moneda en la plaza mayorista operará en la zona de las 4,975 unidades por dólar, en tanto que el peso en la plaza marginal rondaría las 7,65 unidades.

Los negocios en el mercado de cambios del país sudamericano se realizan en medio de un férreo control cambiario para evitar la fuga de capitales.

* El peso chileno se transaría entre las 469 y 472 unidades por dólar, manteniéndose el nivel sicológico de 460 pesos.

El ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, aseguró el sábado desde Davos que el Gobierno respaldaría cualquier intervención del banco central para debilitar al peso, que se ubicó entre las divisas extranjeras de mejor rendimiento frente al dólar en el 2012, por el robusto crecimiento económico de Chile y los saludables precios del cobre.

“Tras el comunicado de la reunión de política monetaria del Banco Central de Chile, donde prácticamente no se hace mención al tema cambiario, ha aumentado la incertidumbre sobre una posible intervención cambiaria y con esto el mercado ha tomado una posición más neutra con respecto al tema”, indicó un reporte del conglomerado financiero Banco de Crédito del Perú (BCP).

* El sol peruano operaría entre 2,535 y 2,560 unidades, bajo la sombra de la compra de dólares del banco emisor y la disminución de la oferta de dólares después del aumento de los encajes o requerimientos bancarios, lo que ha hecho que las entidades mantengan sus divisas estadounidenses.

“Si bien la liquidez seguirá siendo un problema, los bancos locales ya están tomando las provisiones del caso y mucho de este episodio ya está puesto en precio”, aseguró el BCP.

“El cambio de mes y la proximidad del periodo de regularización de impuesto a la renta podrían llevar al Banco Central a reducir el ritmo de su participación en el mercado con lo cual el cruce tendría mas posibilidades de ubicarse en la parte media baja del rango”, agregó.

* El real brasileño continuaría con su tendencia de apreciación, después de que el Banco Central sostuvo que es improbable que baje más su tasa de interés de referencia, actualmente en un 7,25 por ciento.

“El desvanecimiento de la posibilidad de recortes (de la tasa) pone al tipo de cambio en el punto de mira, en el sentido de que al incrementar la presión inflacionaria se ve el tipo de cambio como que puede ayudar a aflojar esta presión y por tanto se podría tolerar algo de apreciación del real”, opinó Cuadrado del BBVA.

FACTORES A CONSIDERAR

* La reunión de la Reserva Federal estadounidense, en donde será clave el tono del discurso y si los miembros del organismo seguirán votando por extender las compras de activos respaldados por hipotecas y bonos del tesoro norteamericano o si dan señales de que se comenzará a recortar la liquidez.

* El miércoles también se publicará el informe de empleo privado de la firma ADP, que dará luces sobre el cambio en las nóminas no agrícolas y la tasa de desempleo, que se conocerán el viernes, junto con el índice fabril del Instituto de Gerencia y Abastecimiento.

* Los especuladores de monedas aumentaron sus apuestas contra el dólar estadounidense en la semana anterior. El valor de las posiciones netas cortas en dólares subió a 13.260 millones de dólares en la semana terminada el 22 de enero, desde 12.897 millones de dólares en la semana previa.

Una posición corta en una moneda es una apuesta a que el valor de la divisa bajará, mientras que una posición larga representa una apuesta a un alza en su valor.

Reporte de Nelson Bocanegra, Reporte adicional de Jean Luis Arce en Ciudad de México y de Walter Bianchi en Buenos Aires, Editado por Juan Lagorio

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below