Monedas de América Latina operarían mixtas, atentas a intervención, datos EEUU y reunión Fed

lunes 28 de enero de 2013 07:47 GYT
 

Por Nelson Bocanegra

BOGOTA (Reuters) - Las monedas de América Latina se negociarían con disparidad esta semana, atentas a las intervenciones locales de los bancos centrales, así como a una batería de datos económicos en Estados Unidos y a la reunión mensual de la Reserva Federal.

La mayoría de las divisas de la región terminaron la semana pasada con retrocesos tras acercarse a niveles que pueden alentar una mayor participación de las autoridades para contener la fuerza apreciación que arrastran desde el 2012, bien sea comprando más dólares o reduciendo sus tasas de interés.

"Estamos en niveles que nos hacen en general ser algo más cautelosos porque por posicionamiento de monedas, como el peso mexicano vemos mayores vulnerabilidades a cualquier corrección del mercado", dijo Alejandro Cuadrado, jefe de estrategia de monedas para América Latina del BBVA, desde Nueva York.

"Además, a eso le sumamos el riesgo de intervención, en el sentido de que llevamos un principio de año con apreciación importante que ya traíamos desde finales del año pasado y que ha hecho volver a hacer un poco más de ruido de lado de los países, sobre todo andinos, principalmente Colombia, Chile y Perú", agregó.

* El peso mexicano cotizaría en un rango de 12,60 a 12,80 unidades por dólar, con sesgo a la baja, debido a crecientes expectativas de que el banco central local sorprenda al mercado con un recorte de la tasa de interés clave.

Otro factor de riesgo en las decisiones sobre la moneda será su posicionamiento técnico en el mercado de futuros de Chicago, donde las apuestas a su favor aún se mantienen elevadas, aunque la publicación del dato mensual de empleo en Estados Unidos al final de la semana podría cambiar la perspectiva negativa.

* El peso colombiano fluctuaría entre 1.760 y 1.797 unidades por dólar, dependiendo de la reunión del banco central el lunes, en la que la mayoría del mercado espera que adopte alguna medida para contener la apreciación de la moneda, como aumentar las compras diarias de dólares o extender el tiempo de intervención más allá del previsto hasta ahora, de finales de marzo.

"Esa reunión va a generar movimientos en el mercado si efectivamente se toman decisiones de intervención cambiaria o si decepciona, que creo que es el riesgo, porque ya todo el mundo está enfocado en que lo más probable es que extienda las compras", dijo Camilo Pérez, jefe de estudios económicos del Banco de Bogotá.   Continuación...