Agro argentino se prepara para más disputas con Gobierno en año electoral

lunes 28 de enero de 2013 11:31 GYT
 

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES (Reuters) - La disputa entre los agricultores y el Gobierno de Argentina, encendida en 2008 cuando largas huelgas comerciales paralizaron al país, recrudecería a medida que se acerquen los comicios legislativos de octubre en los que la gestión de Cristina Fernández medirá su apoyo.

Los chacareros del país sudamericano -uno de los mayores proveedores internacionales de granos- resisten en gran medida la intervención estatal en los mercados. Entre otras cosas, el Gobierno aplica impuestos altos y límites a las exportaciones agrícolas para asegurar el abasto doméstico de alimentos.

"Si en un tiempo determinado vemos que no hay reacción (del Gobierno), no va a haber otra alternativa que ir a la lucha, porque la situación ya es insostenible", advirtió Luis Etchevehere, titular de la Sociedad Rural Argentina, que representa a agricultores.

"Este año va a ser un año duro", agregó.

En diciembre, el Gobierno anunció su intención de expropiar un centro de exposiciones tradicionalmente ligado al sector agropecuario y que había sido privatizado en 1991, lo que encendió la furia de los chacareros en una temporada que comenzó con condiciones climáticas muy adversas.

Pero, en el inicio de un año en el que el Gobierno medirá su apoyo en medio de una incipiente desaceleración económica, las entidades que representan a los agricultores buscarán aprovechar el momento para reforzar sus reclamos.

"Los años electorales suelen constituirse en períodos muy sensibles para los políticos. En general están a la caza de oportunidades para ganar espacio electoral o en todo caso, desde el oficialismo, para no perderlo", dijo Roberto Starke, analista de la consultora Infomedia Consulting.

"El campo puede aprovechar esta coyuntura y potenciar sus protestas para sacar ventajas y presionar sobre la agenda del sector", explicó.   Continuación...