Petrolera brasileña Petrobras subirá precios de combustibles

martes 29 de enero de 2013 22:38 GYT
 

SAO PAULO (Reuters) - La petrolera estatal brasileña Petrobras subirá el miércoles los precios mayoristas de la gasolina y del diésel, lo que aliviará a su atribulada unidad de refinación y suministro, pero será una amenaza inflacionaria en una economía con débil crecimiento.

En un documento al mercado divulgado el martes, Petrobras precisó que aumentará los precios de la gasolina y del diésel en un promedio de 6,6 por ciento y de 5,4 por ciento, respectivamente, desde el 30 de enero.

Recientes alzas a los precios mayoristas han sido compensadas mediante recortes tributarios para proteger a los consumidores, pero el Gobierno se está quedando sin espacio de maniobra y podría verse obligado a permitir mayores precios de venta por primera vez en cerca de siete años.

Eso podría disparar la inflación, que se encuentra en un máximo de un año en los 12 meses hasta mediados de enero, lo que plantea preguntas sobre cuánto tiempo el banco central podrá mantener las tasas en mínimos históricos para fomentar una lenta recuperación.

Por petición del Gobierno, Petrobras ha mantenido los precios de venta estables desde el 2006 para controlar la inflación. Los precios globales del crudo casi se han duplicado en ese período, lo que llevó a la compañía a vender combustible importado con pérdidas.

El flujo de efectivo perdido ha pesado sobre el plan de inversión de 237.000 millones de dólares de Petrobras, el programa de inversión corporativa más grande del mundo, mientras la compañía intenta revertir una producción en descenso y explotar nuevas reservas costa afuera.

Debido a que la economía de Brasil creció con rapidez en los últimos años, la demanda doméstica de gasolina y diésel superó a la capacidad de refinación de Petrobras, lo que obligó a la compañía a importar significativos volúmenes de combustible refinado.

Las importaciones de gasolina de Petrobras crecieron un 56 por ciento en diciembre.

Las acciones de Petrobras subieron casi un 4 por ciento el 19 de diciembre, cuando el Gobierno dijo que permitiría que la compañía subiera los precios de los combustibles en 2013. La acción cerró con una baja de un 1,3 por ciento en Sao Paulo el martes, a 19,11 reales, cerca de un mínimo de siete semanas.

(Reporte de Brad Haynes y Reese Ewing; Editado en Español por Ricardo Figueroa)