Inflación zona euro se acerca a meta BCE; desempleo sigue en récord

viernes 1 de febrero de 2013 09:49 GYT
 

BRUSELAS (Reuters) - La inflación de la zona euro cayó a un mínimo de dos años en enero, en una señal de que las empresas están bajando los precios para atraer compradores en momentos en que el desempleo se mantiene en los máximos récord de fines del 2012.

La tasa de inflación de precios al consumidor en los 17 países que usan el euro cayó a un 2 por ciento en enero en la medición anual, según datos divulgados el viernes por la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

Se trata de su menor nivel desde noviembre del 2010 y está muy por debajo del máximo del 3 por ciento registrado en septiembre del 2011.

La inflación está ahora cerca de la meta del Banco Central Europeo, de algo menos del 2 por ciento, y junto con el desempleo récord da al BCE espacio para recortar las tasas de interés nuevamente para estimular la economía.

Las cifras de Eurostat también mostraron que el desempleo se mantuvo en un récord del 11,7 por ciento durante diciembre, una cifra ligeramente inferior al nivel de 11,9 por ciento esperado por los economistas.

"La inflación es inexistente", dijo Thomas Costerg, economista de Standard Chartered en Londres. "Ahora, con la inflación en Alemania desacelerándose, aumentará el debate sobre cómo el BCE flexibilizará su política monetaria", agregó Costerg, quien además anticipó un recorte en la principal tasa de refinanciación del BCE en el segundo trimestre.

Durante el último año, la inflación ha sido impulsada por los precios del petróleo y por las alzas de impuestos, pero excluyendo aquellos factores anuales, el incremento de los precios al consumidor son cercanos al 1 por ciento, lo que refleja la debilidad de la economía.

El consejo de gobierno del BCE mantuvo las tasa de interés en el 0,75 por ciento en su reunión de enero y discutirá las nuevas políticas el 7 de febrero.

La decisión de mantener en suspenso la política fue tomada el mes pasado por unanimidad, pero los economistas siguen divididos sobre futuras acciones del BCE.   Continuación...