Funcionarios de la Fed ven panorama económico global más optimista

viernes 1 de febrero de 2013 15:44 GYT
 

Por Alister Bull y Jonathan Spicer

WASHINGTON/NUEVA YORK (Reuters) - Dos altos funcionarios de la Reserva Federal presentaron un panorama de cauto optimismo el viernes para la economía de Estados Unidos en el 2013, gracias a un crecimiento global más sólido y mientras el banco central imprime agresivamente dinero para reducir la alta tasa de desempleo del país.

La Fed decidió el miércoles mantener su programa de compra de bonos por 85.000 millones de dólares mensuales y dejar su tasa de interés cerca de cero hasta que la tasa de desempleo caiga a un 6,5 por ciento, siempre y cuando la inflación no amenace con superar un umbral de un 2,5 por ciento.

El desempleo en Estados Unidos subió 0,1 puntos porcentuales en enero, a un 7,9 por ciento, y la economía se contrajo levemente en el último trimestre del 2012.

Sin embargo, el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, y el jefe de la Fed de St. Louis, James Bullard -quienes votaron a favor de la decisión de política monetaria del banco central estadounidense esta semana-, vieron razones para estar entusiastas respecto a lo que viene del año.

"Creo que muchas incertidumbres que existían sobre esta economía en el 2012 han salido de la mesa", declaró Bullard en una entrevista con Bloomberg Television.

"Las elecciones (estadounidenses) están fuera de la mesa. Parte del riesgo fiscal que había en Estados Unidos está fuera de la mesa. La situación europea se ha calmado mucho. Pareciera que China tendrá un año mejor. Los mercados emergentes en general (...) tendrán un mejor año", declaró.

El jueves, legisladores estadounidenses votaron a favor de permitirle al Gobierno federal seguir pidiendo dinero prestado al menos hasta el 19 de mayo, evitando romper el límite de endeudamiento estadounidense, que podría haber hecho que el país cayera en una catastrófica cesación de pagos.

Los políticos ya habían evitado un posible aumento de impuestos para todos los estadounidenses a inicios del 2013 al acordar elevar los tributos sólo a las familias que ganen más de 450.000 dólares al año.   Continuación...