Inflación de Brasil lleva al mercado a especular sobre alzas de tasas

jueves 7 de febrero de 2013 12:34 GYT
 

Por Silvio Cascione

SAO PAULO (Reuters) - La inflación en Brasil se aceleró en enero a su ritmo mensual más intenso en casi ocho años, lo que generaba apuestas a un alza de las tasas de interés este año que complicaría más los esfuerzos del Gobierno para revivir una economía casi estancada.

El real tocó un máximo de nueve meses luego de que el presidente del Banco Central, Alexandre Tombini, dijera que le preocupaba la inflación, llevando al mercado a especular que las autoridades monetarias podrían recurrir a una moneda más fuerte para tratar de frenar los precios de las importaciones.

El índice referencial de precios al consumidor de Brasil IPCA subió un 0,86 por ciento en enero, su lectura mensual más alta desde abril del 2005, mostraron el jueves datos de la agencia de estadísticas del Gobierno.

En los 12 meses hasta enero, la inflación se aceleró al 6,15 por ciento, frente al 5,84 por ciento en el mes anterior, la lectura más alta en un año. El objetivo del Gobierno para la inflación a 12 meses es de un 4,5 por ciento, más o menos 2 puntos porcentuales.

Los futuros de las tasas de interés subían en el operador BM&FBovespa, sugiriendo que hay más apuestas a que el Banco Central suba su tasa clave de interés, que ha sido rebajada a mínimos históricos del 7,25 por ciento para estimular el crecimiento económico.

En una entrevista publicada en el sitio web del diario O Globo, Tombini dijo que se sentía incómodo.

"La inflación nos preocupa en el corto plazo. Tiene mucha resistencia, pero no está fuera de control", dijo el funcionario.

Consultado sobre si era tiempo de que el banco central ajustara su política monetaria, Tombini dijo que él está "poniendo atención a la inflación".   Continuación...

 
Un grupo de trabajadores descargan unos cajones de fruta antes de ir hacia los mercados en Sao Paulo, Brasil, feb 1 2013. La tasa de inflación de Brasil subió un poco más de lo esperado en enero hasta alcanzar su mayor lectura mensual en casi ocho años, impulsada por una aceleración en los precios de los alimentos y bebidas. REUTERS/Nacho Doce