Weidmann de BCE advierte sobre inflación si bancos centrales intervienen demasiado

lunes 25 de febrero de 2013 12:45 GYT
 

JOUY-EN-JOSAS, Francia (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) debería volver a la política monetaria tradicional y alejarse de su actual camino, que está demasiado cerca de la política fiscal, dijo el lunes Jens Weidmann, miembro del Consejo de Gobierno del organismo.

Weidmann señaló además que Francia, desde donde habló, debe cumplir con las metas de déficit presupuestario con las que se ha comprometido, y que eso es especialmente importante para dar el ejemplo a los países más pequeños de la zona euro.

Hablando en general sobre los esfuerzos para solucionar la crisis de deuda de la zona euro, Weidmann reiteró su posición de que los bancos centrales no podrían resolver la crisis aunque quieran, y que no deberían ser llevados a involucrarse en la política fiscal.

Colocando la responsabilidad en la acción de los gobiernos, dijo que la política monetaria o de tasa cambiaria no puede ser la solución a la crisis de deuda.

"Los bancos centrales deben focalizarse en la estabilidad de precios, deben permanecer independientes, y no deben quedar demasiado enredados en la política fiscal", indica el texto de un discurso que brindará en la escuela de negocios HEC.

El funcionario del BCE citó al Banco de Japón como un banco central bajo presión política, pero también advirtió que las expectativas de los bancos centrales de salvar el día se habían vuelto tan amplias en la zona euro que era momento de preocuparse por la erosión del poder de compra que genera la inflación.

El presidente francés, Francois Hollande, instó previamente este mes a la región a establecer una meta a mediano plazo para el euro, por lo que recibió una gélida respuesta tanto de Berlín como del BCE.

Weidmann señaló que los bancos centrales con demasiada actividad son un problema mayor, que podría erosionar la moneda común.

"Si nos preocupan los precios estables y si nos preocupa el poder de compra, entonces deberíamos estar preocupados", dijo.

"Deberíamos estar preocupados porque en la pista de baile europea, la política monetaria y la fiscal se están acercando una a otra", agregó Weidmann.

(Reporte de Leigh Thomas; Escrito por Sakari Suoninen; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)