Primer testigo en juicio dice BP privilegió costos contra seguridad

martes 26 de febrero de 2013 15:59 GYT
 

Por Kristen Hays

NUEVA ORLEANS, EEUU (Reuters) - BP Plc promovió una cultura que puso el recorte de costos por encima de la seguridad antes del mortal derrame de petróleo en el Golfo de México, dijo un reconocido ingeniero forense en su primer día de declaración en el juico civil que se lleva a cabo por el desastre ocurrido en el 2010.

"Hay abundante evidencia de la intensa presión dentro del sistema para ahorrar tiempo y dinero", dijo Bob Bea, cofundador del Centro para la Gestión de Riesgos Catastróficos en la Universidad de California, Berkeley. "Con el estrés y la presión llegan los sacrificios para la seguridad", agregó.

Bea fue el primer testigo presentado por el Departamento de Justicia y los estados de la costa estadounidense del Golfo de México que están demandando BP, dueño del pozo; a Transocean Ltd, dueño de la plataforma que explotó; y a Halliburton Co, proveedor del cemento para el pozo.

Los demandantes planean llamar a Lamar McKay, presidente de BP America, para que testifique como testigo hostil una vez que concluya Bea. McKay es miembro del comité ejecutivo de la compañía petrolera con sede en Londres, junto con el presidente ejecutivo Bob Dudley.

Bea consultó con la comisión de la Casa Blanca que investiga el derrame y preparó un informe criticando a BP para los demandantes en el caso. El especialista también había consultado con BP respecto a la gestión de riesgo antes del 2005.

Según sus conclusiones, BP recortó sus costos en el Golfo de México un 22 por ciento desde el 2008 al 2009, mientras que la producción de gas y petróleo se incrementó un 55 por ciento.

Bea dijo durante el interrogatorio efectuado por parte de Robert Cunningham, abogado de la parte demandante, que había afirmado a BP que "el dinero no era todo" y que los incentivos para la prevención de accidentes graves deberían ser iguales a los incentivos para las ganancias.

"Es una cultura de cada dólar cuenta", dijo Bea, quien todavía debe ser interrogado por el abogado de BP, Mike Brock.   Continuación...