Gobierno venezolano privilegiará contratación de deuda interna en el 2013

miércoles 26 de junio de 2013 15:56 GYT
 

CARACAS (Reuters) - El Gobierno venezolano seguirá emitiendo deuda durante el segundo semestre del año, pero con prioridad en el mercado interno en lugar de colocaciones por miles de millones de dólares en bonos como las hechas en los últimos años, dijo el miércoles el ministro de Finanzas.

Tanto el Gobierno como la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) desaceleraron el año pasado su ritmo de emisiones de bonos de deuda y, aunque en 2013 no han lanzando ningún título en dólares, analistas esperan que el país vuelva a acudir a ese mercado para financiar gasto corriente.

"En estos momentos de turbulencia mundial, haremos toda la deuda interna que podamos y trataremos de irnos más al mercado local (...) La orientación es más hacia la deuda doméstica", dijo a periodistas el ministro de Finanzas, Nelson Merentes.

La firma de inversión Barclays dijo esta semana en una nota a clientes que espera la emisión de 6.000 millones de dólares en bonos entre el tercer trimestre y el cuarto trimestre del año, lo que inyectaría dinero fresco a las ajustadas finanzas públicas.

Pero PDVSA, que en lo que va de año negoció unos 9.000 millones de dólares en créditos privados atados al alza de la producción de crudo y a la contratación de equipos de perforación, insiste en que no volverá a financiarse a través de títulos debido a las altas tasas que implica.

Barclays también espera que el Gobierno solicite al Parlamento la aprobación de una ley de endeudamiento complementario que incremente el máximo de deuda que es posible emitir durante el 2013, tal como ocurrió en 2011 y 2012.

Venezuela está autorizada para contratar hasta 116.600 millones de bolívares (unos 18.500 millones de dólares a la tasa oficial de 6,3 bolívares por dólar), de los cuales resta muy poco por ejecutar, según cálculos privados.

Merentes, que pasó de la presidencia del Banco Central al Ministerio de Finanzas en abril, se enfrenta a una economía sedienta de dólares en medio de un prolongado control de cambio que ha provocado una impopular escasez de bienes esenciales en los últimos meses, a la par de una rampante inflación.

Según el funcionario, la situación del segundo trimestre luce mejor que el primero, por lo que espera que la economía tenga un mejor desempeño que el crecimiento del 0,7 registrado en los primeros tres meses del año tras un período de desaceleración de actividades esenciales como la construcción.   Continuación...