Familia Peugeot lista para hacerse a un lado en favor de GM: fuentes

jueves 27 de junio de 2013 11:29 GYT
 

Por Sophie Sassard y Laurence Frost y Gilles Guillaume

LONDRES/PARIS (Reuters) - La familia fundadora de PSA Peugeot Citroen ofreció dejar el control de la atribulada automotriz francesa en momentos en que trata de revivir planes para una alianza más estrecha con General Motors, respaldada por una nueva inyección de capital, dijeron fuentes.

Pero cualquier acuerdo que fusione a Peugeot con la división europea Opel de GM se enfrentaría a importantes obstáculos políticos, porque traería más cierres de fábricas y pérdidas de empleos en Francia y Alemania, dijeron a Reuters personas con conocimientos de las conversaciones.

El clan Peugeot, una de las tres dinastías de automóviles que sobrevive en Europa, y el presidente ejecutivo, Philippe Varin, acudieron a GM tras sondear a otros posibles inversores, incluyendo a su socio chino Dongfeng, dijeron las fuentes

"GM se enfrenta a la misma situación de exceso de capacidad con Opel y ese es el motivo por el cual PSA está tratando de convencerlos que fusionen a ambas", dijo una de las personas, que pidió no ser identificada porque las conversaciones eran confidenciales.

"La familia Peugeot aceptó ahora que perderán el control, por lo que no sigue siendo ya un problema", añadió.

La familia Peugeot, que fundó la compañía en 1810 como un fabricante de molinillos de café, posee una participación de un 25,4 por ciento y tiene un 38,1 por ciento de los derechos a voto de un grupo que está luchando por sobrevivir.

Tanto Peugeot como GM se negaron a responder preguntas sobre sus frecuentes discusiones. "No formulamos comentarios sobre especulaciones o rumores", dijo el portavoz de Peugeot, Jonathan Goodman.

Antes de inyectar más capital, GM necesitaría contar con la garantía de que tendrá las manos libres para reducir la capacidad de producción al integrar Peugeot y Opel, dijeron las fuentes.

( 1 dlr = 0,7691 euros)

(Reporte adicional de Soyoung Kim en Nueva York; Ben Klayman y Deepa Seetharaman en Detroit, Christiaan Hetzner en Fráncfort, Matthieu Protard, Jean-Baptiste Vey y Julien Ponthus en Paris. Editado por Javier López de Lérida)