27 de junio de 2013 / 18:59 / hace 4 años

Funcionarios de la Fed contienen a mercados "fuera de sincronía"

5 MIN. DE LECTURA

Por Jonathan Spicer y Alister Bull

NUEVA YORK/WASHINGTON (Reuters) - En tonos notablemente similares, dos influyentes funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos intentaron convencer el jueves a los inversores de que la expansión monetaria no acabará pronto y llegaron a decir que los mercados malinterpretaron las intenciones del banco central.

Discursos del presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, y del gobernador de la Fed, Jerome Powell, subrayaron cuán inquietos han visto las autoridades de la Fed el fuerte retroceso en los mercados globales desde la semana pasada, cuando el banco central dio a conocer un calendario para la reducción y eventual término de compras de activos.

El esfuerzo concertado esta semana, no sólo por parte de funcionarios de la Fed, sino también de consejeros del Banco Central Europeo, parecieron funcionar. Las acciones globales y los mercados de bonos subían el jueves debido a un alivio de los temores de un inminente fin a los estímulos a la mayor economía del mundo.

Las condiciones del mercado financiero comenzaron a endurecerse el mes pasado, pero esa tendencia se aceleró con fuerza la semana pasada cuando el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo que el banco central esperaba reducir el ritmo de compras de bonos más tarde este año y a acabar con el tercer programa de alivio cuantitativo a mediados del 2014, si la economía mejora como se espera.

Sin embargo, Dudley dijo que el alivio cuantitativo será más agresivo que el cronograma delineado por Bernanke si el crecimiento económico y el mercado laboral de Estados Unidos resultan más débiles a lo esperado.

El cronograma no depende de fechas de calendario, sino del panorama económico, sostuvo Dudley.

"Las circunstancias económicas podrían diferir significativamente de las expectativas del FOMC", comentó Dudley a periodistas en una conferencia en la sede de la Fed de Nueva York, en referencia al Comité Federal de Mercado Abierto, que establece la política monetaria.

"Si las condiciones del mercado laboral y el impulso del crecimiento de la economía resultan ser menos favorables que el panorama del Comité de Mercado Abierto -y esto es lo que ha sucedido en años recientes- yo esperaría que las compras de activos continúen a un ritmo más acelerado por más tiempo", declaró.

Los mercados financieros han estado agitados desde los comentarios de Bernanke. Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años escalaron casi a máximos niveles de dos años tras las declaraciones.

Powell, en tanto, remarcó que la reducción del alivio cuantitativo podría ser retrasado y que muy probablemente "continuará por un tiempo".

El ritmo de compras de bonos por 85.000 millones de dólares mensuales podría ser reducido más rápido a lo planeado actualmente, o incluso aumentadas si fuera necesario, declaró Powell al Centro de Política Bipartidista, un centro de estudios de Washington.

"Los ajustes del mercado desde mayo han sido mayores a lo justificado por una revaluación razonable del camino de la política (monetaria)", agregó.

"En la medida que el mercado internaliza un aumento en la tasa de interés federal en el 2014, eso implica un desempeño económico mejor al pronosticado, ya sea por la mayoría de los participantes del FOMC o por analistas privados", sostuvo.

Un tercer consejero, Dennis Lockhart de la Fed de Atlanta, afirmó el jueves que el camino que siga la economía determinará la suerte de las compras de bonos por parte del banco central.

Sin embargo, agregó que sería apropiado retirar un poco del estímulo si la economía se comporta como se espera.

"No hay un ritmo 'predeterminado' de reducción en las compras de activos, tampoco un punto fijo para detenerlo", dijo Lockhart en declaraciones preparadas para una presentación en un club en la localidad de Marietta.

Lockhart agregó que la tasa de desempleo de Estados Unidos debería acabar el año entre un 7,2 por ciento y un 7,3 por ciento.

Inversores vs Consejeros

El banco central ha mantenido la tasa de fondos federales casi en cero desde finales del 2008 y ha prometido mantenerla baja al menos hasta que la tasa de desempleo caiga a un 6,5 por ciento desde un 7,6 por ciento actual, siempre y cuando la inflación se mantenga por debajo de un 2,5 por ciento.

Según contratos futuros negociados en Chicago, los operadores adelantaron expectativas para la primera alza de la tasa de interés a fines del 2014, pese a pronósticos publicados que muestran que la mayoría de los consejeros de la Fed no esperan un endurecimiento hasta el 2015.

Dudley, un aliado cercano de Bernanke, argumentó que las recientes expectativas del mercado de un alza anticipada de la tasa de interés están "bastante fuera de sincronía" con los comentarios y expectativas del FOMC.

Las acciones de Estados Unidos subían y los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos bajaban el jueves, mientras los mercados mostraban señales de estabilización tras una reciente ola de ventas.

Reporte adicional de Pedro da Costa. Traducido al español por Patricio Abusleme, editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below