Algunas grandes ciudades EEUU en riesgo de nueva burbuja inmobiliaria: Shiller

jueves 27 de junio de 2013 20:04 GYT
 

Por Tim Reid

(Reuters) - El fuerte aumento en el precio de las casas en algunas de las mayores ciudades de Estados Unidos apuntan a una posible nueva burbuja inmobiliaria en esas zonas, de acuerdo con Robert Shiller, quien ayudó a crear un influyente indicador de precios de la vivienda en Estados Unidos.

Shiller dijo que los grandes aumentos de precios en Las Vegas, Los Angeles, San Francisco, Miami y Phoenix, impulsados en parte por un gran flujo de dinero de inversores foráneos, son una posible señal de problemas a futuro.

"Existe el riesgo de burbujas en estas ciudades", dijo a Reuters el miércoles Shiller, co-fundador del índice de precios de casas S&P/Case-Shiller. "El aumento de los precios de la vivienda ha sido dramático. Se asemeja al inicio de la burbuja más reciente", agregó.

Existe el riesgo de que los precios suban por otro año en estas áreas y luego caigan de nuevo, perjudicando a nuevos compradores que intentan competir en mercados donde bajos inventarios y los inversionistas de Wall Street empujan al alza con su dinero los precios.

El último reporte del índice Standard & Poor's Case-Shiller mostró que los precios de las casas unifamiliares en 20 áreas metropolitanas de Estados Unidos subieron un 12,1 por ciento en abril, marcando el mayor incremento anual en siete años.

Las alzas fueron lideradas por aumentos de precios del 24 por ciento en San Francisco, 22,3 por ciento en Las Vegas, 21,5 por ciento en Phoenix, 19 por ciento en Los Angeles y 13 por ciento en Miami.

Los aumentos de precios fueron la última señal de que el mercado inmobiliario estadounidense, uno de los pilares de la economía del país, puede estar en una recuperación sostenible después de la crisis inmobiliaria que provocó la crisis financiera de 2008 y una posterior recesión.

Shiller dijo que aún es demasiado pronto para predecir qué tan saludable es la recuperación del mercado, y que no estaba seguro si los precios en general seguirían subiendo por otro año.

No obstante, afirmó que era poco probable un colapso del mercado inmobiliario en el corto plazo, porque las normas de préstamo se han endurecido y la supervisión gubernamental sobre la industria hipotecaria se ha fortalecido.

(Reporte de Tim Reid en Los Angeles; Traducido por Nadia López, editado por Manuel Farías)