1 de julio de 2013 / 17:33 / hace 4 años

Putin impulsa agenda rusa en cumbre mundial de productores de gas

Por Alexei Anishchuk y Katya Golubkova

MOSCU (Reuters) - El presidente de Rusia, Vladimir Putin, defendió el lunes los acuerdos de suministro de largo plazo bajo los cuales exporta gran parte de su oferta de gas natural, al sostener que abandonarlos afectaría la seguridad energética mundial.

Putin logró el respaldo de aliados estratégicos durante una cumbre de exportadores de gas, realizada en Moscú, pero sus palabras expusieron las divisiones sobre el desafío que representa el gas natural licuado (GNL) para sus suministros de gas natural.

El líder ruso ha usado al gigante exportador de gas Gazprom para proyectar el poder geopolítico del país.

Sin embargo, los contratos de de largo plazo, que atan el precio del gas ruso al petróleo y que fijan exigencias de compras mínimas a los compradores, están bajo amenaza por el ingreso de proveedores de GNL en los mercados mundiales.

Putin dijo que modificar la relación con el precio del petróleo o eliminar el requerimiento de compras garantizadas significaría costos más altos, no sólo para los productores sino también para los compradores.

“De lo que estamos hablando, más que nada, es de los intentos por ordenar términos económicos que son inaceptables para los productores de gas que entregan suministros a través de los gasoductos”, dijo Putin a líderes del Foro de Países Exportadores de Gas (GECF), integrado por trece miembros, en el Kremlin.

“Desafortunadamente, los defensores de tales políticas no comprenden que abandonar los principios fundamentales de los contratos a largo plazo no sólo ocasionaría un golpe a los productores de gas sino también traería consigo significativos costos. En el análisis final, esto socavaría la seguridad energética de los compradores”, agregó.

APOYO CONDICIONAL

Putin logró el apoyo para la fijación de precios del gas del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y del presidente de Bolivia, Evo Morales, mientras que Argelia también respaldó la preferencia de Rusia por un modelo de contratos de largo plazo.

Pero los principales proveedores de GNL insistieron en proponer alternativas. El ministro de Energía de Qatar, Mohammed Saleh al-Sada, dijo que cada miembro del grupo “tiene su propio punto de vista sobre el desarrollo del sector”.

“Deberíamos recordar que nuestra política de precios también debería tener en cuenta los intereses de los consumidores, no sólo de los de los productores”, dijo al-Sada.

El GECF sostiene que sus miembros controlan el 80 por ciento de la producción mundial de gas y un 70 por ciento de la producción de GNL. Pero en realidad, muchos de sus miembros son importadores netos, lo que deja a Rusia y a Qatar como los actores principales.

Fundado hace más de una década, el GECF ha sido comparado con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), pero no ha logrado mostrar el tipo de cohesión que ha hecho que el grupo exportador de crudo sea capaz de influir en los mercados mundiales.

Además, las dificultades en la cooperación están generando tensiones entre Rusia y algunos productores de gas del Golfo Pérsico por el respaldo de Putin a la guerra civil del presidente Bashar Al-Assad en Siria.

El GECF está formado por Argelia, Bolivia, Egipto, Guinea Ecuatorial, Irán, Libia, Nigeria, Omán, Qatar, Rusia, Trinidad y Tobago, Emiratos Arabes Unidos, y Venezuela. Irak, Kazajistán, Holanda, y Noruega participan como observadores.

Reporte adicional de Vladimir Soldatkin; Escrito por Douglas Busvine; Traducido por Maria Cecilia Mora; Editado por Mónica Vargas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below