1 de julio de 2013 / 18:13 / hace 4 años

Acciones de OGX se hunden mientras petrolera lucha por su supervivencia

Por Jeb Blount

RIO DE JANEIRO (Reuters) - OGX Petroleo e Gas SA, la empresa más importante del imperio del millonario brasileño Eike Batista, redujo el lunes sus gastos de capital y suspendió tres desarrollos mar adentro, en la última maniobra del Grupo EBX para fortalecer sus finanzas y evitar el colapso.

Las acciones de OGX llegaron a caer un 35 por ciento hasta un mínimo récord. Los papeles de la que fuera la segunda mayor petrolera de Brasil por valor de mercado y un símbolo del boom de las materias primas en el país valen hoy menos de un 3 por ciento de su máximo histórico.

"OGX acaba de mandar un comunicado que prácticamente altera todo el panorama en el que se han basado las expectativas de mercado sobre la compañía", dijo el lunes Luiz Caetano, un analista de petróleo y gas de Planner Corretora en São Paulo, en una nota a inversores.

"Estamos ahora a un nuevo nivel, uno de supervivencia en lugar de crecimiento", añadió.

La maniobra de OGX llega en momentos en que la empresa creada hace seis años enfrenta dificultades para transformar una serie de promisorios descubrimientos mar adentro en yacimientos productivos.

La producción del primer yacimiento de OGX, Tubarão Azul, arrancó a inicios del 2012 a niveles muy inferiores a lo esperado. Eso elevó el temor a que OGX sea pronto incapaz de generar ingresos para financiar sus nuevos yacimientos, fabricar embarcaciones, perforar nuevos pozos y cumplir sus pagos.

El derrumbe de las acciones de OGX y de otras compañías del Grupo EBX redujo en más de 20.000 millones de dólares la fortuna de Batista, que llegó a ser declarado el séptimo hombre más rico del planeta por la revista Forbes. Y eso llevó a los inversores a cuestionarse la capacidad del millonario brasileño de cumplir con sus promesas.

A medida que las acciones caían y se acumulaban los retrasos en los proyectos, Batista ofreció apuntalar a las compañías de petróleo, minería, astilleros, transporte y electricidad del grupo con miles de millones de dólares en efectivo que podría ya no tener.

Muchos creen que todo el imperio de Batista está al borde del precipicio.

"Estas son malas noticias", dijo Luis Gustavo Pereira, estratega de Futura Corretora en São Paulo. "Las cosas no pintaban bien para OGX el próximo año. Ahora lucen todavía más críticas", añadió.

TRES TIBURONES MUERTOS

OGX recortará gastos suspendiendo el desarrollo de los yacimientos en aguas profundas Tubarão Tigre, Tubarão Gato y Tubarão Areia, dijo el lunes la compañía en una nota a reguladores.

Los tres pozos activos de Tubarão Azul, el único yacimiento activo de la compañía, podrían dejar de producir en el 2014, dijo OGX. La petrolera ha sufrido además problemas con equipos y yacimientos.

La empresa con sede en Río de Janeiro pidió además a los astilleros OSX Brasil SA, también controlada por Batista, que frene la construcción de algunas plataformas pues Tubarão Tigre, Tubarão Gato y Tubarão Areia fueron declarados económicamente inviables.

En compensación OGX pagará 449 millones de dólares en efectivo a OSX.

Tras caer hasta un 11 por ciento el lunes, OSX revirtió sus pérdidas y subía un 0,71 por ciento hasta 1,41 reales a las 0534 GMT. OGX también moderó sus pérdidas iniciales y retrocedía un 22,78 por ciento a 0,61 reales.

TEMORES DE MORATORIA

La presión para que OGX haga recortes ha ido aumentando durante meses, a medida que crecen las preocupaciones sobre una moratoria en la deuda de 8.940 millones de reales (4.010 millones de dólares).

Los bonos de OGX con vencimiento en el 2018 y en el 2022 han ido perdiendo valor sostenidamente desde marzo. A partir del 5 de junio se hundieron a menos de un tercio de su valor nominal, un valor que señala un aumento de las posibilidades de una cesación de pagos.

Batista vendió en mayo 70,5 millones de acciones de OGX por 57 millones de dólares, reduciendo su participación a un 59 por ciento desde un 61 por ciento previo. El precio de venta fue menos de la tercera parte de lo que había prometido pagar por nuevas acciones.

La promesa de adquirir las nuevas acciones -opción de compra- exige que Batista compre hasta 1.000 millones de dólares en títulos de OGX a 6,3 reales por papel antes del 30 de abril del 2014, si es que el directorio de OGX lo considera necesario.

En junio tres prominentes miembros del consejo de la empresa responsables por esa decisión renunciaron.

Fitch Rating Service bajó la deuda de OGX a "CCC", lo que significa que ve un alto riesgo de moratoria. Al vender acciones a un precio inferior al de compra, Batista disparó temores de que no tiene suficiente dinero para cumplir con su promesa.

Reporte de Silvio Cascione y Asher Levine; editado por Esteban Israel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below