Para Wall St no hay necesidad de temer a las buenas noticias

viernes 5 de julio de 2013 21:32 GYT
 

Por Ryan Vlastelica

NUEVA YORK (Reuters) - Después de todo, Wall Street no odia las buenas noticias. O al menos eso parece indicar lo sucedido el viernes.

Las cifras de empleo de junio conocidas el viernes fueron mejores a lo esperado y causaron una gran ola de ventas en el mercado de bonos soberanos. Eso reforzó más las especulaciones de que la Reserva Federal recortará su programa de compra de bonos más pronto que tarde.

Un hecho de este tipo hubiera causado en el pasado que el mercado enloqueciera. Pero los tres principales índices bursátiles de Estados Unidos cerraron con subidas del 1 por ciento, y todo parece indicar que habrá más ganancias.

El mercado bursátil ha vivido una situación extraña durante algún tiempo. El temor a que la Reserva Federal podría reducir su programa de estímulo de compras mensuales de bonos puso a los inversores en la posición de desear que los datos macro sean apenas buenos, la clase de cifras que mantienen la canilla abierta y al mismo tiempo apuntan a un crecimiento decente.

Este reporte podría haber cambiado definitivamente el panorama. En junio se crearon en total 195.000 nuevos puestos de trabajo, mucho más que los 165.000 pronosticados. Los datos de Gobierno también mostraron que la fuerza laboral de Estados Unidos se ha engrosado durante tres meses consecutivos.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años subieron a un máximo de dos años, por encima de 2,70 por ciento desde 1,60 por ciento en cuestión de semanas. En ese periodo las acciones apenas se movieron.

El índice S&P 500 se ha alejado de su máximo de cierre a 1.669,16 puntos alcanzado el 21 de mayo. Pero está a menos de un 3 por ciento de esa marca pese a la abrupta subida de las tasas de interés.

El poco volumen de negocios en el mercado bursátil, sin embargo, significa que la subida no es del todo confiable. Y eso hace que las próximas jornadas sean mucho más importantes.   Continuación...