10 de julio de 2013 / 11:19 / hace 4 años

Brasil se encamina a otra subida de tasas de interés para controlar los precios

3 MIN. DE LECTURA

Por Alonso Soto

BRASILIA (Reuters) - Brasil probablemente elevará el miércoles su tasa de interés referencial en otros 50 puntos básicos, manteniendo el ritmo de ajuste monetario para evitar que la inflación obstaculice una recuperación económica ralentizada.

El Banco Central de Brasil fue uno de los primeros en el mundo en endurecer la política monetaria, subiendo su tasa Selic dos veces desde abril al 8 por ciento para luchar contra un aumento de los precios internos que ha frenado el consumo y la producción industrial.

Aún después de los aumentos la economía se mantiene en un terreno inestable con la inflación en un máximo de 20 meses, llevando a una abrumadora mayoría de los analistas a prevér un aumento de la tasa en 50 puntos básicos, cuando el banco central se reúna por segundo día consecutivo el miércoles.

Una fuerte depreciación del real, que hace subir los precios de los bienes importados, ha elevado aún más los riesgos para el banco central en momentos en que trata de recuperar sus credenciales en la lucha contra la inflación con un nuevo ciclo de ajuste, que algunos economistas dicen podría llevar las tasas de vuelta a los dos dígitos.

Las tasas más altas podrían ser una derrota para la presidenta Dilma Rousseff, quien se ha comprometido a mantener bajos los costos de endeudamiento de Brasil, alguna vez entre los más altos del mundo, para consolidar una década de fuerte crecimiento que sacó a más de 40 millones de brasileños de la pobreza.

Esa nueva clase media se ha volcado a las calles para exigir mejores servicios públicos y reforma política, añadiendo presión sobre Rousseff, que al mismo tiempo está tratando de recuperar a los inversores preocupados por dos años de crecimiento económico mediocre.

"Ella se enfrenta a un acto de equilibrio muy difícil en momentos en que lidia con las presiones tanto de los mercados y en las calles", dijo Neil Shearing, economista jefe para mercados emergentes de Capital Economics en Londres.

"Va a ser un viaje bastante duro y creo que el punto principal aquí es que los problemas macroeconómicos que provocaron las protestas no se resuelven con gasto adicional", agregó.

En un guiño al banco central, el Gobierno de Rousseff prepara un recorte presupuestario para ayudar a luchar contra los aumentos de precios. El ministro de Hacienda, Guido Mantega, ha dicho que los recortes serán de menos de 15.000 millones de reales (6.630 millones de dólares), y probablemente serán anunciados esta semana.

"Espero un aumento de 50 puntos básicos en la tasa Selic. Una postura más dura está ayudando a restaurar la confianza en el compromiso del Banco Central de Brasil para controlar la inflación", dijo Robert Wood, analista de The Economist Intelligence Unit.

Los rendimientos pagados en futuros de las tasas de interés de Brasil también muestran que una abrumadora mayoría de los inversores está apostando a un alza de 50 puntos básicos el miércoles más tarde.

Reporte de Alonso Soto. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below