11 de julio de 2013 / 15:09 / hace 4 años

Egipto aplaude declaraciones de EEUU sobre Mursi, bajan las reservas de alimentos

4 MIN. DE LECTURA

Un partidario del ex presidente egipcio Mohamed Mursi lee el Corán junto a la plaza Raba El-Adwyia en El Cairo, jul 11 2013. Los gobernantes interinos de Egipto aplaudieron el jueves las declaraciones del Departamento de Estado estadounidense que describieron al Gobierno del derrocado líder Mohamed Mursi como no democrático, esperando que fueran una señal de que Washington no cortará su ayuda anual de 1.500 millones de dólares.Amr Abdallah Dalsh

Por Yasmine Saleh y Sarah McFarlane

EL CAIRO (Reuters) - Los gobernantes interinos de Egipto aplaudieron el jueves las declaraciones del Departamento de Estado estadounidense que describieron al Gobierno del derrocado líder Mohamed Mursi como no democrático, esperando que fueran una señal de que Washington no cortará su ayuda anual de 1.500 millones de dólares.

En una dura ilustración del desesperado estado de la economía local, un ex ministro del derrocado Gobierno de Mursi dijo que Egipto tenía menos de dos meses de reservas de trigo importado, revelando una escasez mayor de lo que se había pensado previamente.

El derrocamiento la semana pasada del primer líder elegido democráticamente en Egipto por parte del Ejército, después de que millones de personas salieron a las calles para protestar en su contra, dejó al país árabe más poblado del mundo polarizado por divisiones nunca antes vistas en su historia moderna.

La violencia entre seguidores de Mursi y soldados en un complejo militar esta semana ha profundizado las fisuras.

Washington ha adoptado una línea cauta. La ley estadounidense prohíbe ayudar a países donde un Gobierno democrático es derrocado por un golpe militar. Hasta ahora Washington dijo que es muy pronto para decir si los eventos en Egipto cumplen con esa descripción.

Sin embargo, la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki dijo el miércoles que el Gobierno de Mursi "no era una gestión democrática".

"Lo que quiero decir es que nos hemos referido acerca de los 22 millones de personas que han estado afuera expresando sus visiones y dejando claro que la democracia no se trata solamente de ganar la votación en las urnas", agregó.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto, Badr Abdelatty, apoyó sus declaraciones.

Dijo que éstas "reflejaban el entendimiento y la comprensión (...) sobre los desarrollos políticos que Egipto está observando en los últimos días, encarnando la voluntad de los millones de egipcios que tomaron las calles desde el 30 de junio para pedir por sus derechos legítimos y convocar a elecciones anticipadas".

En los días previos a la caída de Mursi, el embajador estadounidense en El Cairo recibió duras críticas de opositores de Mursi por un discurso donde resaltó que el mandatario fue elegido democráticamente y criticó las protestas en su contra.

La Casa Blanca se negó el lunes a etiquetar la salida del presidente egipcio como un golpe militar y dijo que no habrá un recorte inmediato en la ayuda que provee a Egipto.

Funcionarios estadounidenses han dicho desde entonces que están revisando el tema. En el pasado, el Gobierno de Estados Unidos se ha tomado más de dos meses para anunciar una decisión sobre preguntas de ese tipo.

Dos años y medio de malestar político han dejado a Egipto al borde del colapso económico, alejando a los turistas e inversores, reduciendo sus reservas monetarias y amenazando su habilidad de importar alimentos y combustible para sus 84 millones de habitantes.

En declaraciones a Reuters cerca de la medianoche en una tienda de campaña en la vigilia de miles de seguidores de Mursi, el ministro de Suministros del presidente derrocado, Bassem Ouda, reveló que al Estado le quedan sólo 500.000 toneladas de trigo importado.

Egipto, el mayor comprador mundial de trigo, usualmente importa cerca de 10 millones de toneladas por año, la mitad de los cuales son entregados por el Estado en forma de pan subsidiado.

Naciones Unidas dijo el jueves que esto supone que Egipto podría llegar a tener problemas graves de seguridad alimentaria.

Reporte adicional de Alexander Dziadosz, Maggie Fick, Mike Collett-White, Tom Perry, Peter Graff, Ali Saed, Seham el-Oraby; y Shadia Nasralla; escrito por Peter Graff. Editado en español por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below