Detroit se enfrenta a un largo camino tras declararse en bancarrota: funcionarios

viernes 19 de julio de 2013 16:49 GYT
 

Por Nick Carey

DETROIT, EEUU (Reuters) - El gobernador de Michigan, Rocky Snyder, y el asesor de emergencia de Detroit, Kevyn Orr, buscaron el viernes aliviar las preocupaciones de los residentes por la declaración de bancarrota de la ciudad estadounidense, pero reconocieron que les espera un largo proceso legal.

"Pertenecemos al resistente estado de Michigan, pero para ser un gran estado necesitamos que Detroit esté nuevamente en camino de convertirse en una gran ciudad", dijo Snyder, un republicano, en una conferencia de prensa.

Detroit, que fue un pujante centro de manufacturas y la cuna de la industria automotriz de Estados Unidos, se acogió al capítulo 9 de protección por bancarrota, concretando la mayor quiebra municipal en la historia del país.

Snyder reconoció que la bancarrota sería vista como un nuevo punto de inflexión negativo para la ciudad, pero dijo que "este es el día en que empezamos a estabilizar Detroit".

Orr, designado por Snyder en marzo para resolver la crisis financiera de la ciudad y abordar la deuda de largo plazo de 18.500 millones de dólares, se refirió a las preocupaciones por activos de la ciudad que podrían ser subastados para pagar a los acreedores, que se enfrentan a fuertes pérdidas.

"Por ahora no hay nada a la venta", dijo.

Detroit tiene decenas de miles de acreedores y la ciudad ya enfrentaba una serie de demandas antes de declararse en quiebra. Expertos estiman que la batalla legal podría tardar años y costar decenas de millones de dólares.

Orr reconoció que los litigios podrían ser largos y difíciles, y afirmó derechamente que la ciudad tendrá "una batalla sobre idoneidad, sospecho," sobre su derecho a acogerse a las leyes de bancarrota.   Continuación...