Pedidos de subsidios por desempleo alcanzan nuevo récord en Francia en junio

miércoles 24 de julio de 2013 13:38 GYT
 

PARIS (Reuters) - La cantidad de personas sin trabajo en Francia alcanzó un máximo histórico en junio, según datos presentados el miércoles que implican un nuevo revés para el presidente Francois Hollande, quien se comprometió a revertir la tendencia alcista en el desempleo antes de que termine el año.

El deterioro del mercado laboral, que se produjo pese a las señales de este mes de una tenue recuperación y a la insistencia del Gobierno en que cumplirá su promesa de mejorar las cifras para fin de año, elevó el total de desocupados a 3,279 millones, un alza del 0,5 por ciento -o de 14.900 personas- frente a mayo.

Aunque los jóvenes son los más afectados por la crisis laboral, con un registro de 555.800 de ellos sin empleo en junio, la cifra se redujo un 0,3 por ciento desde mayo, mostraron los datos del Ministerio de Trabajo.

La crisis de empleo se ha vuelto uno de los mayores dolores de cabeza para el Gobierno socialista francés, que dice que está convencido de que la tasa de desocupación caerá al menos dos meses antes de fin de año, pese a que cada mes los registros parecen apuntar a lo contrario.

Si bien el desempleo es un indicador rezagado, los datos del miércoles aún podrían perjudicar la confianza de los ciudadanos, luego de que Hollande y su ministro de Finanzas, Pierre Moscovici, han buscado en los últimos días hacer crecer el optimismo sobre la economía, declarando que la recesión acabó.

Francia es una de las pocas economías del mundo desarrollado con tasa de desempleo de dos dígitos, junto a sus socios de la zona euro España e Italia.

No obstante, los sondeos industriales han delineado un panorama menos oscuro para los meses futuros. El Índice de Gerentes de Compra de Markit mostró el miércoles que la caída de la actividad francesa se moderó más de lo esperado en julio.

El índice del sector manufacturero creció a un máximo en 17 meses, lo que lo colocó muy cerca del umbral que divide la contracción del crecimiento.

En una entrevista difundida a mediados de julio, Hollande instó al fin del pesimismo al destacar el repunte en el gasto de los consumidores y la mejora en el pronóstico de crecimiento.

El dato de la cartera laboral es el indicador de empleo más frecuentemente difundido en Francia, aunque no está preparado según los estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ni está expresado como un porcentaje de la población que busca trabajo.

(Reporte de Ingrid Melander; Reporte adicional de Leigh Thomas; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)