Boeing pide revisiones a balizas de emergencia en hasta 1.200 aviones

lunes 29 de julio de 2013 13:42 GYT
 

Por Tim Hepher y Siva Govindasamy

PARIS/SINGAPUR (Reuters) - Boeing solicitó a las aerolíneas que inspeccionen hasta 1.200 aviones de su flota para obtener información sobre sus balizas de emergencia, fabricadas por Honeywell, en investigación tras un incendio en un 787 estacionado hace dos semanas.

El incidente se produjo el 12 de julio en el aeropuerto Heathrow de Londres. El fuego causó graves daños al avión, operado por Ethiopian Airlines.

Entre 1.100 y 1.200 aviones de Boeing de todos los tamaños han sido equipados con las balizas, pero el fabricante pidió que las aerolíneas revisen la mayor cantidad posible y que presenten reportes en un plazo de 10 días para ayudar a los reguladores a decidir si tomar medidas y definir cuáles de ser necesarias.

"Boeing solicita específicamente a operadores de 717, 737, 747-400, 767 y 777 que inspeccionen los aviones con transmisores de localización de emergencia de Honeywell", dijo un portavoz de la empresa en un comunicado enviado a última hora del domingo.

"El propósito de estas inspecciones es reunir datos para apoyar una potencial resolución de los reguladores", agregó.

En el incendio ocurrido en Londres, el fuego se rastreó hasta el área que alberga una de las unidades. Los investigadores recomendaron inspecciones de todos los transmisores de localización de emergencia que usen baterías de litio.

El jueves, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por su sigla en inglés) ordenó a las aerolíneas remover o revisar las balizas de emergencia en el modelo que se incendió, un 787, pero hasta ahora no extendieron la orden de revisión a otros modelos.

El dispositivo fabricado por Honeywell está instalado en alrededor de 20 tipos de aviones, muchos de ellos aviones de Boeing y Airbus.   Continuación...

 
Foto de archivo de trabajadores de emergencia trabajando en un 787 Dreamliner de Boeing, operado por Ethiopian Airlines, que sufrió un incendio mientras estaba estacionado en el aeropuerto londinense de Heathrow. Jul 12, 2013. REUTERS/Toby Melville