Medida de los despidos en EEUU cae a nivel anterior a la recesión

jueves 8 de agosto de 2013 19:01 GYT
 

Por Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - Una medición de la tendencia de los despidos de trabajadores estadounidenses cayó la semana pasada a su menor nivel desde antes de la recesión del 2007-2009, una señal esperanzadora para la economía del país.

El promedio móvil de cuatro semanas de las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó a 335.000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. La lectura no había sido tan baja desde noviembre del 2007, justo antes de que Estados Unidos cayera en una severa recesión.

Ahora parece que un largo ciclo de agresivos despidos, que alimentaron un alza del desempleo y ayudaron a dar forma a dos elecciones presidenciales, ha terminado.

Aún así, los empleadores parecen reticentes a contratar y el dato del jueves aún apuntó a un crecimiento económico sólo moderado. La semana pasada, los pedidos iniciales de beneficios por desempleo subieron en 5.000, a 333.000, un poco menos a lo esperado.

"La economía en general y el mercado laboral están mejorando a un ritmo moderado", dijo Lindsey Piegza, economista jefa de Sterne Agee & Leach en Chicago.

La reducción de los despidos desde el 2009 ha contribuido a una baja sustancial en la tasa de desempleo y la tendencia en las solicitudes de subsidios por cesantía podría hacer que la Reserva Federal se sienta más cómoda para reducir el último gran programa de estímulo económico del país.

Muchos economistas prevén que la Fed comenzará a reducir su enorme programa de estímulo de compras de bonos tan pronto como el mes próximo. La Fed está comprando actualmente 85.000 millones de dólares en bonos para disminuir los costos de endeudamiento.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^   Continuación...

 
La foto muestra a una mujer sosteniendo sus papeles mientras habla con un reclutador en una feria laboral en Nueva York en la foto tomada el 11 de junio de 2013. REUTERS/Lucas Jackson. Una medición de la tendencia de los despidos de trabajadores estadounidenses cayó la semana pasada a su menor nivel desde antes de la recesión del 2007-2009, una señal esperanzadora para la economía del país.