EXCLUSIVA-Reforma energética de México no plantea concesiones a empresas privadas

lunes 12 de agosto de 2013 08:33 GYT
 

MEXICO DF (Reuters) - La iniciativa de reforma energética que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentará el lunes no plantea otorgar concesiones a empresas privadas para explotar petróleo, pero sí cambios constitucionales que les permitan invertir en el sector, dijo el domingo a Reuters el líder del partido gobernante, PRI.

La reforma es la piedra angular de un paquete más amplio de iniciativas que Peña Nieto espera que impulsen el crecimiento de la segunda economía de América Latina y modernice el sector energético mexicano.

"De ningún modo es una privatización, es abrir la posibilidad de que el capital privado se sume a políticas públicas y a la intención transformadora del Gobierno sin ir tan lejos como concesiones", dijo César Camacho, líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al que pertenece Peña Nieto.

Los partidos de izquierda han rechazado tajantemente cambios constitucionales, pues los consideran un intento de privatizar el petróleo mexicano controlado por el monopolio estatal Pemex

"Es una reforma audaz que incluye una reforma constitucional, sabiendo que la Constitución y la ley deben estar al servicio de los mexicanos, no convertirse en un objeto de culto", señaló.

La reforma propondrá contratos con empresas petroleras más generosos que los actuales contratos de servicios que favorecerían el desarrollo del gas de esquisto y petróleo en aguas profundas, dijo a Reuters el legislador del PRI Marco Antonio Bernal, líder de la comisión de Energía de la Cámara baja del Congreso, en una reciente entrevista.

Bernal agregó que la reforma del Gobierno buscaría modificar los Artículos 27 y 28 de la Constitución para permitir mayor participación privada, pero no abundó en detalles legales.

Gigantes petroleras como BP y Exxon Mobil están en espera de conocer el lenguaje legal de los cambios constitucionales que se propondrán y en las leyes reglamentarias que incluyen los detalles finos a fin de evaluar su alcance.

Romper el monopolio estatal petrolero de 75 años podría duplicar la inversión extranjera directa a México y empujar su crecimiento, dándole a la economía el mayor impulso desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) hace 20 años.   Continuación...