Monedas de Brasil y Australia, las más expuestas a cambio en estímulos de Fed

lunes 12 de agosto de 2013 13:08 GYT
 

Por Silvio Cascione y Rahul Karunakar

SAO PAULO/BANGALORE (Reuters) - El real brasileño y el dólar australiano son las monedas más vulnerables del mundo emergente y desarrollado ante los planes de la Reserva Federal de desacelerar el ritmo de sus estímulos monetarios, según un sondeo de Reuters.

El sondeo sugiere que ambas monedas, que durante la última década se beneficiaron de un sostenido aumento en el precio de materias primas como el mineral de hierro y la soja, seguirían volátiles tras haber perdido casi un 13 por ciento de su valor en poco más de tres meses.

Catorce de los 24 analistas consultados la semana pasada por Reuters en los mercados globales de cambio mencionaron al real como una de las monedas de los países emergentes más expuestas a los cambios en la política monetaria de Estados Unidos.

Entre las monedas de los mercados desarrollados, el dólar australiano fue escogido como vulnerable por 11 de los 27 estrategas consultados. Los analistas podían mencionar más de un país.

Aunque los países emergentes temen las futuras turbulencias, Australia -igual que Japón- se beneficiaría por una depreciación de su moneda que abarate sus bienes domésticos en dólares, algo que ayudaría a impulsar las exportaciones.

Los analistas restan importancia a una posible crisis en los mercados de cambio. Sin embargo, las primeras señales en mayo de que la Fed estaba preparándose para reducir su plan de estímulos mediante la compra de bonos golpearon los mercados financieros y fortalecieron el dólar.

La velocidad y la escala de la medida ha tomado por sorpresa a las autoridades monetarias del mundo, amenazando los esfuerzos de Brasil para domar la creciente inflación e impulsándolo a vender más de 30.000 millones de dólares en derivados, casi un récord histórico.

El asunto fue uno de los temas más discutidos durante una reunión del Grupo de los 20 en julio, donde la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, pidió a las autoridades estadounidenses una "comunicación clara y cuidadosamente sincronizada".   Continuación...