Operarios Escondida Chile finalizan paralización, advierten sobre nuevas medidas

jueves 15 de agosto de 2013 14:39 GYT
 

SANTIAGO (Reuters) - Los trabajadores de la mayor mina de cobre del mundo, Escondida en Chile, retomaron sus labores la mañana del jueves tras una paralización "de advertencia" de 24 horas, aunque dijeron que podrían tomar nuevas medidas si no reciben respuesta de la empresa a sus demandas.

Los operarios de la mina, controlada por la gigante global BHP Billiton, detuvieron sus labores temprano el miércoles exigiendo el pago de un bono y otras mejoras laborales.

"Los trabajadores han retornado en estos momentos a sus puestos de trabajo, se ha cumplido con la paralización de 24 horas y, en este minuto, quedamos atentos a la respuesta de la compañía", dijo a Reuters Marcelo Tapia, dirigente del sindicato de trabajadores de Escondida.

"Mañana (viernes) en la noche tenemos nuevamente asamblea con los turnos que llegan, y podríamos tomar nuevamente decisiones de este tipo", agregó.

El dirigente dijo que hasta el momento no se habían reunido con la empresa.

Los trabajadores de las minas Spence y Cerro Colorado de BHP Billiton en Chile también pusieron fin a la paralización de actividades y retomaron sus operaciones, aseguró.

Escondida, ubicada unos 170 kilómetros al sudeste de la norteña ciudad de Antofagasta, a 3.100 metros de altura, produjo 1,076 millones de toneladas en el 2012, un alza interanual del 31,6 por ciento.

BHP declinó comentar sobre las paralizaciones.

La movilización en Escondida ocurre ocho meses después de que los trabajadores de la mina firmaron su contrato colectivo, que incluye un aumento salarial del 5 por ciento, como también bonos y beneficios cercanos a los 48.700 dólares por operario.   Continuación...

 
Un trabajador del yacimiento de cobre Escondida en huelga agita banderas durante un viaje en bus en Antofagasta, en el norte de Chile. Agosto, 2013. REUTERS/Cortesía del Sindicato de Trabajadores Minera Escondida. Los trabajadores de la mayor mina de cobre del mundo, Escondida en Chile, retomaron sus labores la mañana del jueves tras una paralización "de advertencia" de 24 horas, aunque dijeron que podrían tomar nuevas medidas si no reciben respuesta de la empresa a sus demandas.