Brasileño Batista cede control de LLX, último paso en división de EBX

miércoles 14 de agosto de 2013 20:19 GYT
 

Por Guillermo Parra-Bernal y Jeb Blount

SAO PAULO/RIO DE JANEIRO (Reuters) - El magnate brasileño Eike Batista dio el miércoles un nuevo paso en la división de su decaído imperio de energía y minería al acordar ceder el control del operador portuario LLX Logística SA al grupo estadounidense de inversión EIG Global Energy Partners.

Batista, de 56 años, y EIG, con sede en Washington y que administra 12.800 millones de dólares en activos, acordaron los términos de una colocación privada por 1.300 millones de reales (562 millones de dólares).

Bajo el plan, Batista entregó a EIG el derecho que posee a adquirir acciones de LLX en el acuerdo, elevando el efectivo para terminar Açu Superport, un complejo de minería, energía y astilleros en el estado de Rio de Janeiro.

La compra le dará a EIG el control de LLX.

Batista, que actualmente es el mayor accionista de LLX, abandonará el directorio de la compañía pero mantendrá una participación "relevante" y también podrá nombrar un miembro del directorio.

"El compromiso asumido por EIG prueba la capacidad de LLX para atraer inversores globales especializados en los sectores de energía e infraestructura y reconoce la ventaja competitiva ofrecida por Açu Superport," dijo el presidente ejecutivo de LLX, Marcus Berto, según fue citado en una nota de valores.

La decisión marca un paso importante en los esfuerzos de Batista por apuntalar a EBX, que alguna vez estuvo valorizada en 60.000 millones de dólares pero se vio afectada por una serie de demoras en proyectos, alzas en su deuda y descenso de la confianza en algunas de sus principales compañías.

El valor de los activos de EBX, que van desde empresas de logística, petróleo, gas, minería y construcción de barcos, es actualmente menor a los 5.000 millones de dólares.   Continuación...

 
El magnate brasileño Eike Batista dio un nuevo paso en la división de su decaído imperio de energía y minería al acordar ceder el control del operador portuario LLX Logística SA al grupo estadounidense de inversión EIG Global Energy Partners. REUTERS/Mario Anzuoni