Pedidos de bienes duraderos EEUU registran en julio mayor caída en casi un año

lunes 26 de agosto de 2013 12:07 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos registraron en julio su mayor caída en casi un año mientras que una medición del gasto planeado por las empresas en bienes de capital se desplomó en el mes, lo que proyectó una sombra sobre la economía a comienzos del tercer trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que los pedidos de bienes duraderos bajaron un 7,3 por ciento debido a que la demanda de bienes desde aeronaves a computadores y equipamiento de defensa cayó.

Fue el mayor declive desde agosto del año pasado y puso fin a tres meses consecutivos de avances.

Los pedidos de estos bienes, que van desde tostadoras hasta aeronaves, habían subido un 3,9 por ciento en junio.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que los pedidos de bienes duraderos caerían un 4,0 por ciento el mes pasado.

Los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo aeronaves -un indicador seguido de cerca para observar los planes de gastos de las empresas- cayeron un 3,3 por ciento, rompiendo con cuatro meses consecutivos de alzas. Se trató de su mayor declive desde febrero.

Los pedidos de los llamados bienes de capital subyacentes subieron a una cifra revisada de 1,3 por ciento en junio.

Los economistas pronosticaban que esa categoría aumentaría un 0,5 por ciento en julio tras un incremento informado previamente de un 0,9 por ciento en junio.

La baja en pedidos tanto de bienes duraderos como de capital sugiere que las manufacturas probablemente no repuntarán tan rápido como esperaban muchos economistas tras registrar una desaceleración a comienzos de año.   Continuación...

 
Unas lavadoras y secadoras a la venta en una tienda de Nueva York, jul 28 2010. Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos registraron en julio su mayor caída en casi un año mientras que una medición del gasto planeado por las empresas en bienes de capital se desplomó en el mes, lo que proyectó una sombra sobre la economía a comienzos del tercer trimestre. REUTERS/Shannon Stapleton