27 de agosto de 2013 / 12:43 / en 4 años

DATOS-Riesgos y beneficios para Brasil de un real más débil

Imagen de archivo de billetes de 20 y 10 reales en la sede del Banco Central en Brasilia, jul 23 2012. La moneda brasileña, el real, se ha debilitado en los últimos meses a medida que los inversores se desprenden de activos de mercados emergentes debido a un crecimiento más lento en otras economías en desarrollo y las perspectivas de una recuperación más fuerte en Estados Unidos.Cadu Gomes

Por Paulo Prada y Guillermo Parra-Bernal

RIO DE JANEIRO (Reuters) - La moneda brasileña, el real, se ha debilitado en los últimos meses a medida que los inversores se desprenden de activos de mercados emergentes debido a un crecimiento más lento en otras economías en desarrollo y las perspectivas de una recuperación más fuerte en Estados Unidos.

El real, que en julio de 2011 alcanzó 1,54 unidades por dólar, a fines de agosto bajó hasta cotizar en 2,45 reales por divisa estadounidense, o con una caída aproximada de un 37 por ciento desde su máximo.

A continuación, una lista de los riesgos y beneficios que un real más débil representa para la economía de Brasil, la más grande de Latinoamérica.

RIESGOS:

INFLACION

A medida que el real se debilita sube el costo de las importaciones, que en su mayoría están valoradas en dólares.

El economista Alexandre Schwartsman, un ex director del Banco Central, estima que cada descenso de un 10 por ciento del valor del real aumenta en hasta medio punto porcentual la tasa de inflación.

POLITICA MONETARIA

Tras asumir en 2011, la presidenta Dilma Rousseff presionó al Banco Central de Brasil para reducir las tasas de interés para estimular una economía en desaceleración. El banco lo hizo, recortando la tasa referencial, históricamente de dos dígitos, a un mínimo de un 7,25 por ciento.

Sin embargo, cuando la inflación comenzó a avanzar este año el presidente del Banco Central, Alexandre Tombini, comprendió que debía cambiar el curso. Tras una esperada alza de la tasa por cuarta vez consecutiva esta semana, el banco podría tener que continuar endureciendo aún más y durante más tiempo las políticas de lo que lo haría con un real más fuerte.

COSTOS ENERGETICOS

Incluso con los enormes nuevos descubrimientos de crudo en los últimos años, Brasil aún depende de los combustibles importados, con precios en dólares, para satisfacer la demanda de gasolina, kerosene y otros combustibles refinados.

Hasta julio, el valor de la importaciones de gasolina subió este año a 1.860 millones de dólares, un alza de un 9 por ciento respecto al mismo período del 2012, de acuerdo al Ministerio de Comercio de Brasil. El valor del diésel importado se disparó un 23 por ciento a 5.100 millones de dólares.

DEUDA CORPORATIVA

A medida que los dólares se vuelven más caros, algunas compañías podrían tener mayor dificultad para refinanciarse o incluso pagar parte de su deuda en moneda extranjera.

Las compañías brasileñas parecen mejor protegidas contra una moneda más débil de lo que estaban la última vez en que el real se desplomó de forma significativa: la caída que entre fines de 2008 y principios de 2009 provocó que un puñado de grandes corporaciones buscarán compradores cuando estaban atravesando una contracción de liquidez. Sin embargo, un sostenido incremento en el valor del dólar podría complicar la refinanciación.

No obstante, la calificadora Moody's Investors Service dijo que espera que la mayoría de las compañías brasileñas cumplan con el pago de sus deudas durante los próximos 12 meses.

BENEFICIOS:

COMERCIO Y MATERIAS PRIMAS

La mayoría de los exportadores brasileños sufrieron durante la escalada del real, especialmente las fábricas que perdieron competitividad en los mercados mundiales frente a productos más baratos de China y de otros manufactureros de bajo costo.

Brasil registró en julio su cuarto déficit comercial mensual este año, acumulando un saldo negativo de 4.990 millones de dólares para el año, un fuerte revés desde el superávit de 9.900 millones de dólares de julio del año pasado.

Ahora, los grandes exportadores como el fabricante de aviones Embraer SA, cuyos costos se vuelven comparativamente más bajos incluso en momentos en que las ventas de aviones en dólares compran más reales en casa, tendrán algo de alivio.

Los grandes productores de materias primas, como Vale SA, el mayor exportador del mundo de mineral de hierro, también deberían de beneficiarse.

Sin embargo, si la demanda global por exportaciones de materias primas se debilita significativamente, el alivio podría ser breve.

Reporte adicional de Reese Ewing y Walter Brandimarte, editado por Patricia Avila/Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below