Nuevas pruebas revelan que productos de Fonterra no contenían bacteria del botulismo

miércoles 28 de agosto de 2013 07:03 GYT
 

Por Naomi Tajitsu

WELLINGTON (Reuters) - Los productos del gigante de lácteos Fonterra en el centro de una crisis de contaminación global este mes no contenían una bacteria que puede causar botulismo, y no representaban una amenaza para la seguridad alimentaria, dijeron el miércoles autoridades de Nueva Zelanda.

El Ministerio de Industrias Primarias (MPI, por su sigla en inglés) dijo que las pruebas revelaron que el concentrado de proteína de suero de leche fabricado por el procesador de productos lácteos más grande del mundo contenía clostridium sporogenes, que no puede causar botulismo, pero que en niveles elevados pueden estar asociado con el deterioro de los alimentos.

Las pruebas originales llevadas a cabo por Fonterra y un instituto de investigación del Gobierno de Nueva Zelanda habían indicado la presencia de clostridium botulinum, aumentando los temores de que la fórmula infantil y las bebidas deportivas hechas a partir del producto y ampliamente exportadas pudieran ser potencialmente peligrosas.

La crisis de botulismo provocó el retiro de productos fabricados por marcas multinacionales que podrían haber contenido la proteína de suero de leche en una serie de mercados, desde China a Oriente Medio y el sudeste de Asia.

También condujo a prohibiciones de Rusia y Sri Lanka, mientras que otros países intensificaron el escrutinio de los productos lácteos de Fonterra.

"Fuimos a los laboratorios líderes en el mundo, que están acreditados y puede probar esto. Eso nos ha dado un sentido claro y definitivo que no se trataba de clostridium botulinum", dijo el director general interino del MPI, Scott Gallacher, a periodistas. "No hay riesgo para la seguridad alimentaria aquí".

El CEO de Fonterra, Theo Spierings, dijo que estaba "muy aliviado" de que las pruebas del MPI mostraron que los productos de la compañía no suponen ningún riesgo para la seguridad alimentaria. Dijo que Fonterra "hizo lo correcto" al anunciar el posible riesgo a principios de este mes.

"Cuando llevas a cabo un retiro global, sabes que afectará tu reputación", dijo Spierings a la prensa. "Si no hubiéramos actuado en esto, y si hubiera pasado algo con un niño en el mundo, entonces esto habría causado un problema de reputación a largo plazo, o incluso podríamos haber sido borrados del mapa y, posiblemente, enfrentado el cierre", agregó.

(Reporte adicional de Gyles Beckford. Editado en español por Carlos Aliaga)