Noruega otorga a firmas petróleo y gas primera oportunidad de perforar en su Ártico oriental

miércoles 28 de agosto de 2013 11:14 GYT
 

OSLO (Reuters) - Noruega invitó el miércoles a que firmas de petróleo y gas presenten ofertas por las primeras licencias para perforar en la parte oriental de sus aguas del Ártico, tres años después de llegar a un acuerdo en una disputa fronteriza con Rusia.

Con una producción de petróleo que se encamina a caer a un mínimo en 25 años este año, Noruega busca explotar reservas más al interior del Ártico en tanto se queda sin probabilidades para el Mar del Norte.

Las firmas de petróleo y gas tendrán hasta el 14 de enero para señalar bloques que quieran perforar, lo que incluye por primera vez zonas en el este del Mar de Barents. El área, del tamaño de Suiza, contendría alrededor de 1.900 millones de barriles de petróleo equivalente, del cual un 15 por ciento es crudo, dijo el Directorio Noruego del Petróleo.

Noruega y Rusia pusieron fin en 2010 a una disputa de 40 años sobre sus límites marítimos aunque algunos campos se hallarían en la frontera, complicando la eventual producción, dijo el directorio.

El Gobierno advirtió que sólo se ofrecería una cantidad limitada de licencias en la zona, ya que quiere generar actividad en forma gradual y eficiente. Apunta a otorgar las licencias en el segundo trimestre de 2015.

En su ronda anterior durante el año, Noruega otorgó 24 licencias a firmas de energía, entre ellas 20 en zonas occidentales del Barents, donde ya se han hecho algunos importantes descubrimientos.

La noruega Statoil estuvo entre los principales ganadores, adquiriendo participaciones en siete licencias y el derecho a operar en tres de estas, mientras que la italiana Eni también obtuvo tres autorizaciones para operar.

Las rusas Lukoil y Rosneft, que no han operado antes en Noruega, también obtuvieron participaciones.

Las licencias también fueron otorgadas a las internacionales líderes Royal Dutch Shell, BP, ConocoPhillips y Total.

(Reporte de Balazs Koranyi, traducido por Miguel Folatelli, editado por Patricia Avila)