28 de agosto de 2013 / 16:34 / hace 4 años

Brasil tiene "municiones" para combatir turbulencia global: Rousseff

3 MIN. DE LECTURA

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, durante una sesión del Congreso Nacional en Brasilia, ago 27 2013. La economía de Brasil cuenta con recursos suficientes para limitar el impacto de una turbulencia global en los mercados, dijo el miércoles la presidenta Dilma Rousseff, en un intento por apuntalar la confianza en la moneda del país sudamericano.Ueslei Marcelino

SAO PAULO (Reuters) - La economía de Brasil cuenta con recursos suficientes para limitar el impacto de una turbulencia global en los mercados, dijo el miércoles la presidenta Dilma Rousseff, en un intento por apuntalar la confianza en la moneda del país sudamericano.

Rousseff dijo que el reciente debilitamiento del real es resultado de las expectativas de que la Reserva Federal estadounidense esté próxima a endurecer su política monetaria.

La mandataria dijo que Brasil tiene "grandes reservas internacionales", que describió como "municiones" que podrían ayudar a disminuir la volatilidad del mercado.

"¿Conocen esa vieja historia acerca de mantener el dinero bajo el colchón? Bueno, Brasil no lo hace, sino que dispone de entre 378.000 y 372.000 millones de dólares en reservas internacionales", dijo Rousseff en una entrevista telefónica con emisoras de radio de Belo Horizonte.

"Tenemos lo que se denomina 'municiones' para encarar esas situaciones globales", dijo.

Los inversores cuestionan la política económica de Rousseff porque ha dejado al país más vulnerable a un incremento de la deuda y de la inflación, a la interferencia del Estado en determinados sectores y a una moneda más débil.

El Gobierno defiende su postura, diciendo que sus políticas -como amplios incentivos tributarios y la entrega de créditos de los bancos estatales para ayudar a la industria- están mitigando el impacto de una turbulencia global sobre Brasil.

El real brasileño, junto con la rupia de India, se ha debilitado más que cualquier otra divisa importante desde mayo. Su depreciación de más de un 15 por ciento está obligando a las empresas, a los encargados de política monetaria y a los consumidores a prepararse para consecuencias como la inflación y mecanismos de financiamiento más costosos.

La presidenta reiteró que el Gobierno no va a fijar un nivel objetivo ni una dirección para la moneda.

"Nuestra política es de una moneda flexible", dijo en la entrevista.

A las 1608 GMT, el real se fortalecía un 1,46 por ciento a 2,3345 unidades por dólar, contra la tendencia de los mercados globales.

En un esfuerzo por apuntalar el real y enfrentar la volatilidad, el Banco Central anunció el jueves pasado un programa de intervención en los mercados cambiarios que inyectará al menos 60.000 millones de dólares hasta finales de año.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central se reunirá este miércoles, y se espera que suba la tasa referencial de interés en 50 puntos básicos a un 9 por ciento.

El bajo crecimiento de Brasil en los dos años y medio del actual Gobierno es resultado de una lenta expansión global, dijo Rousseff.

La presidenta dijo también dio que la situación fiscal de Brasil es "muy buena".

Reporte de Alexandre Caverni y Guillermo Parra-Bernal; Editado en español por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below