Caída en ventas autos en sur de Europa afectan pronósticos estabilización

lunes 2 de septiembre de 2013 15:13 GYT
 

PARIS/MADRID (Reuters) - Los registros de ventas de vehículos en Francia, Italia y España cayeron fuertemente el mes pasado, lo que afectó las perspectivas de una estabilización en la demanda, dañada por la desaceleración económica.

Los registros de automóviles en Francia cayeron un 11 por ciento a 85.565 vehículos en agosto, un mes de pocos feriados, lo que hace más difícil medir tendencias, dijo el lunes la asociación francesa del sector, CCFA.

El declive en Francia fue conducido por las menguantes ventas de marcas de mercado masivo de Volkswagen, Ford y Peugeot.

Las ventas para los primeros ocho meses del año bajaron un 10 por ciento, pero la organización, con sede en París, mantuvo su proyección anual de un declive del 8 por ciento.

"Septiembre y octubre serán críticos", dijo el portavoz de la CCFA, Francois Roudier. "Agosto siempre es un mes magro, pero este año fue particularmente lento", agregó.

En Italia, el cuarto mayor mercado de Europa, las ventas de autos disminuyeron un 6,56 por ciento durante agosto a 52.997 unidades desde el año previo, según cifras del Ministerio de Transporte, lo que lleva la baja acumulada este año a un 9,2 por ciento.

La asociación de concesionarios Federauto declaró que el pobre desempeño de agosto era una señal de que la economía italiana aún no estaba mostrando señales de mejora.

En España, las ventas bajaron un 18,3 por ciento interanual, tras subir casi un 15 por ciento durante julio, según la asociación de fabricantes de vehículos Anfac.

Las cifras de agosto fueron afectadas por un salto en las ventas en el mismo mes de 2012, producido por las compras antes del alza de 3 puntos porcentuales en el impuesto al valor agregado en septiembre y por efectos calendarios, dijo Anfac.   Continuación...

 
Un empleado de la firma Lamborghini trabajando en la línea de producción del modelo Aventador en Sant'agata Bolognese, Italia, nov 15 2011. Los registros de ventas de vehículos en Francia, Italia y España cayeron fuertemente el mes pasado, lo que afectó las perspectivas de una estabilización en la demanda, dañada por la desaceleración económica. REUTERS/Giorgio Benvenuti