5 de septiembre de 2013 / 2:38 / hace 4 años

Crece incertidumbre mientras Fed sopesa recortar programa de estímulo

5 MIN. DE LECTURA

Imagen de archivo del presidente de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, durante una presentación ante el instituto Milken en Beverly Hills, mayo 1 2012. La Reserva Federal debería comenzar a recortar su enorme programa de estímulo de compra de bonos más adelante en el año y finalizarlo a mediados del 2014, siempre que el mercado laboral continúe mejorando y la inflación se dirija nuevamente hacia el 2 por ciento, dijo el miércoles una importante autoridad de la Fed.Danny Moloshok

Por Ann Saphir y David Bailey

PORTLAND/LA CROSSE, EEUU (Reuters) - Un funcionario de alto rango de la Reserva Federal dijo el miércoles que está abierto a la opción de reducir el estímulo monetario este mes, como espera la mayoría de los inversores, mientras que otra autoridad de la Fed dijo que de hecho es necesario seguir apuntalando a la economía de Estados Unidos.

Los comentarios del presidente de la Fed de San Francisco, John Williams, y de su par de Mineápolis, Narayana Kocherlakota, reflejan la incertidumbre que afecta a los mercados financieros dos semanas antes de que las autoridades del banco central se reúnan el 19 de septiembre para decidir si ajustar o no su programa de compras de bonos de 85.000 millones de dólares.

El programa de alivio cuantitativo -llamado también QE3- es la tercera iniciativa de este tipo de la Fed para impulsar a la economía y el empleo desde la crisis financiera y fue lanzado hace un año.

El desempleo estadounidense se ubicó en un 7,4 por ciento en julio, por debajo del 8,2 por ciento visto el año previo, lo que sugiere a muchos economistas que la Fed está lista para empezar a recortar sus compras de activos.

De todas formas, Williams, considerado un funcionario a favor de políticas centristas, dijo a líderes empresariales y civiles en Portland que todavía no había tomado una decisión.

"Voy a esta reunión con la mente abierta", dijo, agregando que su postura dependerá no sólo de los datos económicos que se verán en los próximos días -incluido el reporte de empleo de agosto que se conocerá el viernes- sino también de lo que los colegas tengan que decir", aseveró.

A nivel general, Williams dijo que "el mejor curso a seguir", es un plan que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, mencionó en junio respecto a que el alivio cuantitativo sería reducido más tarde este año y finalizado por completo a mediados del 2014, siempre y cuando la economía se expanda de acuerdo a las estimaciones.

La Fed ha estado comprando bonos y activos respaldados por hipotecas para presionar a la baja los costos del endeudamiento a largo plazo, y ha prometido continuar con el programa hasta que exista una mejoría sustancial en el panorama del mercado laboral.

El banco central ha dicho también que mantendrá las tasas de interés en niveles cercanos a cero hasta que la tasa de desempleo caiga al menos hasta el umbral del 6,5 por ciento, siempre y cuando la expectativas de inflación permanezcan bajo el 2,5 por ciento.

Kocherlakota, que reiteró una postura que ha mantenido por largo tiempo, dijo que los propios pronósticos de la Fed sugieren que "debería proveer más estímulo a la economía, no menos".

Un funcionario moderado frente a la inflación, Kocherlakota destacó que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed espera que el nivel de inflación permanezca bajo el 2 por ciento en los próximos años, y que el desempleo decline sólo gradualmente.

"Estas previsiones implican que el comité (FOMC) no está proveyendo suficiente estímulo a la economía", dijo ante una audiencia en la Universidad de Wisconsin.

Kocherlakota no repitió -como lo ha hecho en varios discursos a favor de políticas más flexibles- que la Fed debería mantener las tasas de interés bajas hasta que el desempleo caiga a un 5,5 por ciento, y no al actual umbral de un 6,5 por ciento. Aunque no dio indicios de haber cambiado de postura.

En cuanto a sus propias proyecciones económicas, Kocherlakota dijo que esperaba que la tasa de desempleo de Estados Unidos caería a entre un 5,2 y un 6,0 por ciento, con la inflación cerca de un 2 por ciento, antes de cinco años desde ahora.

Para ese entonces, dijo, más estadounidenses deberían tener empleos si se lo compara con el momento actual, pero posiblemente no serán tantos como en el año 2007, debido a que la población general está envejeciendo.

Bajo el sistema de rotación de la Fed, ninguno de los dos funcionarios tiene derecho a voto sobre la política monetaria este año. Pero Kocherlakota lo tendrá el próximo año y Williams lo recuperará en el 2015.

En tanto en Washington, la Fed dijo que la economía de Estados Unidos se expandió a un ritmo "modesto a moderado" en la mayor parte del país entre comienzos de julio y fines de agosto.

El reporte del Libro Beige, que es recopilado a partir de conversaciones de contactos de negocios de la Fed y fue publicado el miércoles, fue lo suficientemente sólido para reforzar la posibilidad de un recorte del estímulo monetario.

Reporte de Ann Saphir. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below