Problemas de mercados emergentes dominan conversaciones sobre economía en G-20

jueves 5 de septiembre de 2013 15:47 GYT
 

Por Tetsushi Kajimoto y Katya Golubkova

SAN PETERSBURGO, Rusia (Reuters) - Las potencias emergentes y desarrolladas del G-20 se esforzaron por encontrar terreno común el jueves ante la agitación desatada por la posibilidad de que Estados Unidos reduzca una fuerte inyección de dólares en la economía mundial.

El Grupo de los 20, que se unió en respuesta a la crisis financiera global del 2009, ahora enfrenta una aceleración de la economía de Estados Unidos, una Europa estancada y un revés en economías en desarrollo a partir de una posible reducción de estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal.

"Nuestra principal tarea es devolver a la economía global a un crecimiento sostenido y equilibrado. Esta tarea desafortunadamente no ha sido resuelta", dijo el presidente ruso, Vladimir Putin, a líderes mundiales en su encuentro anual en San Petersburgo.

Los líderes firmaron una iniciativa de empleo y crecimiento, así como también medidas para combatir la evasión tributaria internacional y endurecer la regulación financiera. Pero persistían las preocupaciones de que una renovada turbulencia en el mercado pueda afectar con mayor dureza a economías en desarrollo.

"Los riesgos sistémicos, las condiciones para una aguda recaída en la crisis, persisten", aseguró Putin.

Putin evitó referirse en forma explícita a los riesgos que se derivan de la política monetaria estadounidense, pero el mensaje de los líderes del grupo BRICS de mercados emergentes, que se reunieron más temprano, fue claramente dirigido a Washington.

Los BRICS anunciaron que comprometerán 100.000 millones de dólares a un fondo cambiario, aunque tomará un tiempo establecer el mecanismo.

"La eventual normalización de políticas monetarias necesita ser efectiva y cuidadosamente calibrada y claramente comunicada", dijeron Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS) en un comunicado conjunto.   Continuación...

 
El presidente ruso, Vladimir Putin, inaugurando la primera sesión de la cumbre del G-20 en el palacio Constantino en Strelna, Rusia, sep 5 2013. Las potencias emergentes y desarrolladas del G-20 se esforzaron por encontrar terreno común el jueves ante la agitación desatada por la posibilidad de que Estados Unidos reduzca una fuerte inyección de dólares en la economía mundial. REUTERS/Pablo Martinez Monsivais/Pool