México diluye reforma fiscal al evitar gravamen a rubros sensibles

lunes 9 de septiembre de 2013 12:48 GYT
 

Por Dave Graham y Miguel Gutierrez

MEXICO DF (Reuters) - El Gobierno mexicano presentó el domingo una reforma fiscal que propone subir los impuestos a los que más ganan y gravar las ganancias bursátiles en un país donde reina la informalidad, pero evita extender el IVA a sectores sensibles justo cuando la economía sufre una desaceleración.

La administración del presidente Enrique Peña Nieto estima que la "Reforma Social y Hacendaria" -parte de un paquete de reformas clave para apuntalar la economía- impulsará la irrisoria recaudación de México, donde 6 de cada 10 mexicanos trabajan en la economía subterránea.

Los ingresos adicionales con la reforma se calculan que equivalen a un 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2014, y que para el 2018 serán iguales a un 2.9 por ciento.

"Es una reforma social que establece la seguridad social y aumenta la inversión pública en sectores estratégicos como la educación y la infraestructura", dijo el presidente en un discurso el domingo por la noche.

"Promueve el crecimiento económico y la formalidad y el fortalecimiento de la empresa que es de todos los mexicanos y lo seguirá siendo, Pemex", agregó.

Peña cree que la segunda economía de Latinoamérica necesita del paquete de reformas para dinamizarse, porque solo ha crecido a un promedio del dos por ciento anual en los últimos 12 años.

Ahora el Gobierno, que presentó la reforma junto con el proyecto de presupuesto para el próximo año, estima que si las iniciativas -que incluyen además de la fiscal, una energética y otra de telecomunicaciones entre otras- son aprobadas, la economía crecerá un 3.9 por ciento en el 2014.

En la reforma tributaria se propuso subir la alícuota tope del Impuesto Sobre la Renta (ISR) del actual 30 al 32 por ciento para las personas físicas. Además los particulares pagarán un impuesto del 10 por ciento por sus inversiones bursátiles, la misma tasa que será cobrada por dividendos a empresas.   Continuación...

 
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante la prensentación oficial de la reforma fiscal. Septiembre 8, 2013. REUTERS/Edgard Garrido. El Gobierno mexicano presentó el domingo una reforma fiscal que propone subir los impuestos a los que más ganan y gravar las ganancias bursátiles en un país donde reina la informalidad, pero evita extender el IVA a sectores sensibles justo cuando la economía sufre una desaceleración.