9 de septiembre de 2013 / 19:27 / en 4 años

EXCLUSIVA-Petronas de Malasia sale de proyecto crudo en Venezuela: fuentes

La petrolera estatal malasia Petronas se está saliendo de uno de los proyectos más grandes en la Faja del Orinoco tras tensiones con Petróleos de Venezuela (PDVSA) sobre los términos contractuales, dijeron a Reuters tres fuentes cercanas a la asociación. En la foto de archivo, las torres Petronas y el logo de la empresa en Kuala Lumpur. Febrero 4, 2012. REUTERS/Bazuki Muhammad

Por Marianna Parraga y Brian Ellsworth

HOUSTON/CARACAS (Reuters) - La petrolera estatal malasia Petronas se está saliendo de uno de los proyectos más grandes en la Faja del Orinoco tras tensiones con Petróleos de Venezuela (PDVSA) sobre los términos contractuales, dijeron a Reuters tres fuentes cercanas a la asociación.

El proyecto emblemático, llamado Petrocarabobo, considera un plan de inversiones de alrededor de 20.000 millones de dólares durante 25 años y la construcción de un mejorador para convertir hasta 200.000 barriles por día (bpd) de crudo extrapesado en crudo más ligero para exportación.

Cuando la sociedad se constituyó en el 2010, Venezuela lo promocionó como una señal de la confianza de las petroleras en el Gobierno, pese a las duras condiciones fiscales y contractuales que impuso la nacionalización de la industria petrolera tres años antes.

La estatal PDVSA tiene el 60 por ciento del proyecto. Petronas forma parte de un consorcio que cuenta con el 40 por ciento restante. Sus otros socios son la española Repsol, la india ONGC y otras dos firmas pequeñas también de India. Petronas posee una participación del 11 por ciento.

“Ya salimos”, dijo un alto ejecutivo de Petronas, quien argumentó que no estaba autorizado a hablar públicamente sobre el asunto. Añadió que la compañía no ejecutará otros proyectos en el país miembro de la OPEP.

No estaba inmediatamente claro si el Ministerio de Petróleo de Venezuela fue notificado de la decisión, como es obligatorio por ley, pero una fuente del consorcio dijo que la compañía no había recibido la aprobación.

El Gobierno debe autorizar la salida de uno de los socios y la nueva estructura de propiedad de la empresa mixta para que se haga efectiva.

El ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, no quiso el lunes comentar el asunto y dijo que Petronas debía responder sobre el caso.

Otra fuente agregó que es probable que el resto de las empresas del consorcio compartan la participación de Petronas.

TRES AÑOS EN VENEZUELA

Petronas, de propiedad estatal, entró en el sector petrolero de Venezuela en 2010, tres años después de que una extensa ola de nacionalizaciones sacudió a la industria petrolera durante el Gobierno del líder socialista Hugo Chávez, quien murió en marzo pasado.

Grandes firmas extranjeras, como la estadounidense Chevron, también ganaron áreas para explorar y extraer crudo extrapesado en el Orinoco, el lugar de mayor prospección del país socio de la OPEP pues concentrar la vasta mayoría de las reservas petroleras. Pero algunos proyectos siguen sin arrancar.

Petrocarabobo comenzó la producción a fines de 2012 y tiene una capacidad de producción de 400.000 barriles por día (bpd).

Otra fuente cercana al proyecto dijo a Reuters previamente que los frecuentes cambios en el marco fiscal, desacuerdos con el Gobierno liderado por el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, sobre los términos del negocio y los largos retrasos llevaron a la decisión.

Petronas tenía previsto alimentar una nueva refinería de 19.000 millones de dólares y un complejo petroquímico en el sur de Malasia con el crudo venezolano producido en su desarrollo conjunto.

El consorcio pagó 1.050 millones de dólares al Gobierno de Venezuela en mayo de 2010 para convertirse en socio del proyecto y tiene que realizar un pago adicional de 1.000 millones de dólares para financiar la participación de PDVSA, de acuerdo con los términos del acuerdo.

Petronas también estaba estudiando varios proyectos de gas natural en Venezuela después de haber sido invitado por el Gobierno para convertirse en su socio en algunos retrasados desarrollos costa afuera. Sin embargo, nunca formalizó su participación.

Venezuela confía en la Faja del Orinoco para revertir el lento declive de su producción de petróleo y gas natural, lo que aunado a una reciente crisis de refinación ha llevado al país tener que lidiar con una endeble balanza de pagos.

Reporte de Marianna Párraga en Houston y Brian Ellsworth en Caracas; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below