ENTREVISTA-Peso chileno podría depreciarse más con recorte estímulos Fed: ministro

miércoles 11 de septiembre de 2013 18:37 GYT
 

Por Carolyn Cohn y Jamie McGeever

(Reuters) - La depreciación de 6 por ciento del peso chileno este año es una corrección saludable frente a sus avances del 2012 y la moneda podría debilitarse más una vez que la Reserva Federal de Estados Unidos empiece a reducir sus estímulos económicos, dijo el miércoles el ministro de Hacienda de Chile.

Muchas economías emergentes han mostrado preocupación por una fuerte caída de sus divisas en los últimos meses, un fenómeno derivado de las expectativas de que la Fed empiece a recortar su programa de compra de bonos, lo que ha estimulado la demanda de activos de riesgo.

Pero Felipe Larraín dijo que Chile ha sufrido menos que otras economías y que una caída de su moneda ayudaría a los exportadores, en particular después de que el programa de la Fed había elevado el valor del peso el año pasado.

"Considero esto como una corrección saludable", dijo el funcionario a Reuters en una entrevista.

El peso chileno se está negociando en 502 dólares, luego de haber tocado mínimos en 14 meses de 520 por dólar el mes pasado.

"Un tipo de cambio por encima de 500 es relativamente saludable, este es un nivel razonable para el tipo de cambio", sostuvo Larraín.

Los inversores esperan que la Fed empiece a disminuir su programa de compras de bonos por 85.000 millones de dólares mensuales a partir de la semana próxima, pero están divididos sobre si el impacto ya ha sido incorporado por los mercados.

Larraín indicó además que podía esperarse una baja mayor en el peso chileno.   Continuación...

 
La depreciación de 6 por ciento del peso chileno este año es una corrección saludable frente a sus avances del 2012 y la moneda podría debilitarse más una vez que la Reserva Federal de Estados Unidos empiece a reducir sus estímulos económicos, dijo el miércoles el ministro de Hacienda de Chile. En la foto, Felipe Larraín durante la entrevista en Londres. Sept 11, 2013. REUTERS/Simon Newman