ANALISIS-Cinco años después de Lehman, pequeños prestamistas juegan con apuestas de riesgo

jueves 12 de septiembre de 2013 13:34 GYT
 

Por Lauren Tara LaCapra y David Henry

NUEVA YORK (Reuters) - Apenas unos días después de que UBS AG anunciara en octubre que pondría orden en su negocio de intermediación de renta fija, tres altos ejecutivos del banco suizo renunciaron para lanzar una firma enfocada en el mercado que los grandes bancos ya no pueden atacar.

El fondo, llamado Melody Capital Partners, está recaudando alrededor de 750 millones de dólares para ofrecer préstamos o comprar deuda de compañías o entidades con malos o ningún antecedente crediticio. A menudo los prestatarios están en problemas financieros y los acuerdos tienden a serles esquivos.

Por ejemplo, Melody recientemente ofreció un crédito por decenas de millones de dólares a un fondo privado de activos que deseaba comprar más acciones de una compañía en la que ya tenía participación, pero tenía todo su capital enfocado en otras inversiones.

Melody también busca compañías ansiosas de conseguir financiamiento, que cuentan con garantías para préstamos eventualmente incobrables en sectores que van desde las telecomunicaciones a los bienes raíces.

Tiempo atrás, este tipo de transacciones lucrativas y riesgosas hincharon las ganancias de los bancos de Wall Street como UBS, Goldman Sachs Group Inc y Deutsche Bank AG.

Pero cinco años después de que el colapso de Lehman Brothers desatara una crisis hipotecaria que ocasionó un pánico general, los bancos están recortando de sus hojas de balance los márgenes del mercado crediticio y los riesgos se posan con mayor frecuencia en los prestamistas poco regulados, que integran un sector "en las sombras" de 60 billones de dólares.

Fragmentada y turbia, la banca no tradicional puede aparecer en varias formas, desde préstamos a partir de salarios, sitios web de financiamiento colectivo, fondos de mercado de dinero y acuerdos de recompra en Wall Street.

Los reguladores bancarios tradicionalmente prestan poca atención al asunto, pero cuando Lehman colapsó, la banca informal intensificó el caos: los mercados de dinero y de recompras se habían inflado y los bancos de inversión y las grandes corporaciones enfrentaban problemas para financiarse.   Continuación...

 
Imagen de archivo del logo del banco UBS en un edificio de oficinas en Zúrich, jul 22 2013. Apenas unos días después de que UBS AG anunciara en octubre que pondría orden en su negocio de intermediación de renta fija, tres altos ejecutivos del banco suizo renunciaron para lanzar una firma enfocada en el mercado que los grandes bancos ya no pueden atacar. REUTERS/Arnd Wiegmann