RESUMEN- Datos de ventas minoristas e inflación mayorista apuntan a un lento crecimiento en EEUU

viernes 13 de septiembre de 2013 14:47 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La confianza de los consumidores cayó este mes en Estados Unidos y las ventas minoristas aumentaron menos de lo esperado en agosto pese a la fuerte demanda de automóviles y otros artículos de gran valor, en la última señal de que el crecimiento económico del país se desaceleró en el tercer trimestre.

La falta de dinamismo de la mayor economía del mundo se vio subrayada por otro dato divulgado el viernes, que mostró que el sector energético condujo a un aumento de los precios mayoristas durante el mes pasado.

Sin embargo, es poco probable que los signos de una débil demanda interna disuadan a la Reserva Federal de iniciar la reducción de su programa de compra de bonos tan pronto como la próxima semana.

"La demanda es probablemente suficiente para incentivar a la Fed a reducir las compras de activos en una pequeña cantidad la próxima semana", dijo Sal Guatieri, economista de BMO Capital Markets en Toronto.

La lectura preliminar de septiembre del índice general de confianza del consumidor de Thomson Reuters/Universidad de Michigan bajó a 76,8, el nivel más bajo desde abril. La confianza cayó en medio de la preocupación por las altas tasas de interés.

Las ventas minoristas, en tanto, subieron un 0,2 por ciento gracias a que muchos estadounidenses compraron vehículos, muebles y aparatos electrónicos, dijo el Departamento de Comercio en un informe separado.

Sin embargo, los consumidores redujeron sus compras en ropa, materiales de construcción e indumentaria deportiva.

Las ventas minoristas, que representan cerca de un 30 por ciento del gasto del consumidor, crecieron por quinto mes consecutivo.   Continuación...

 
Una tienda de la cadena minorista Express en Broomfield, EEUU, ago 28 2013. - La confianza de los consumidores cayó este mes en Estados Unidos y las ventas minoristas aumentaron menos de lo esperado en agosto pese a la fuerte demanda de automóviles y otros artículos de gran valor, en la última señal de que el crecimiento económico del país se desaceleró en el tercer trimestre. REUTERS/Rick Wilking