18 de septiembre de 2013 / 15:36 / hace 4 años

China CNPC desarrollará proyecto de crudo con venezolana PDVSA

4 MIN. DE LECTURA

CARACAS (Reuters) - La estatal china CNPC se integrará a un proyecto de crudo extrapesado en la Faja del Orinoco desarrollado actualmente por Petróleos de Venezuela (PDVSA), dijo el miércoles el ministro de Petróleo del país sudamericano, Rafael Ramírez.

PDVSA comenzó a producir crudo en el bloque Junín 10 el año pasado, luego de que no pudiera llegar a un acuerdo con la francesa Total ni la noruega Statoil que originalmente iban a integrarse al proyecto.

"Con CNPC acordamos el desarrollo de un nuevo proyecto en el bloque Junín 10 de la Faja para producir 220 mil barriles por día (bpd) con una inversión de 14.000 millones de dólares", escribió Ramírez en su cuenta de Twitter @RRamirezPDVSA.

El ministro, quien se encuentra en China participando de las reuniones previas a la visita del presidente Nicolás Maduro este fin de semana, no dio más detalles del acuerdo alcanzado.

PDVSA y CNPC tienen planeado para este año seguir incrementando la producción de crudo en el proyecto Petrosinovensa -que bombea unos 140.000 bpd- e iniciar las actividades de Petrourica, otra empresa mixta en la Faja con capacidad para extraer 400.000 bpd.

Ramírez, también presidente de PDVSA, agregó que se acordó con el Eximbank de China un préstamo por 390 millones de dólares para la construcción de un nuevo muelle para el embarque de productos petroquímicos con la estatal venezolana Pequiven.

más cooperación

El país asiático sigue escalando como destino de las exportaciones petroleras venezolanas en detrimento de Estados Unidos que, sin embargo, se mantiene como el principal mercado para el crudo de Venezuela.

El fallecido presidente Hugo Chávez buscó diversificar los despachos de crudo venezolano hacia China y otros países asiáticos como Irán y Bielorrusia, además de las pequeñas islas del Caribe.

Aunque miles de millones de dólares por exportaciones petroleras ingresan anualmente a las arcas del país miembro de la OPEP, un abultado gasto público y controles cambiarios difíciles de sostener presionan sus cuentas y lo fuerzan a pedir con frecuencia préstamos en moneda extranjera.

En ese sentido, Ramírez informó que Venezuela y China acordaron un nuevo préstamo por 5.000 millones de dólares, que forma parte de un millonario fondo entre ambos países que alcanza los 40.000 millones de dólares.

"Con el Banco de Desarrollo (BDC) acordamos los términos del Tramo C del Fondo Chino, 5.000 millones de dólares para los proyectos de la patria, para el pueblo", escribió Ramírez.

China ha pasado a ser el mayor prestamista de Venezuela, que gasta el dinero asiático en las populares "misiones" sociales, uno de los puntales de la popularidad del Gobierno entre los más necesitados.

Además, le ha permitido llevar a cabo obras de infraestructura, fundar empresas de capital mixto y financiar importaciones y grandes proyectos petroleros.

Pero las acusaciones de corrupción en torno a los recursos recibidos han golpeado la imagen del presidente Nicolás Maduro, quien encabeza una cruzada para acabar con uno de los flagelos de la administración pública.

Reporte de Deisy Buitrago y Dan Wallis; Reporte adicional de Marianna Párraga; Editado por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below