Venezuela simplifica trámites de importación para combatir la escasez

jueves 26 de septiembre de 2013 06:00 GYT
 

CARACAS (Reuters) - El Gobierno venezolano anunció el miércoles medidas que buscan simplificar trámites burocráticos que retrasan las importaciones, con el objetivo combatir la escasez que se ha convertido en uno de los principales dolores de cabeza para la población.

Venezuela ha enfrentado recientemente períodos de escasez de productos básicos, como harina de maíz y papel higiénico, que la empresa privada atribuye a un engorroso sistema de control cambiario que limita las importaciones, pero que el Gobierno lo achaca a un "sabotaje económico" de sus adversarios.

Desde que asumió en abril, el presidente Nicolás Maduro ha enfrentado una sequía de dólares -en medio de un control de cambios que cumplió una década-, que siguió a un auge del consumo y la liquidez coronado por la reelección de su antecesor, Hugo Chávez.

"Estuvimos trabajando (con Maduro) éstas propuestas. Acciones para la simplificación de trámites en general para la importación de rubros prioritarios", dijo el vicepresidente Jorge Arreaza, quien precisó que las áreas abarcan alimentos, salud, higiene y partes y repuestos mecánicos.

Arreaza detalló que se eliminarán, al menos por este año, las garantías necesarias para tramitar unos certificados emitidos por el Gobierno que avalan que el producto que se importa no se fabrica en el país o que su producción es mínima.

Se extendió además la vigencia de los actuales certificados hasta el 31 de diciembre de este año, que antes eran requeridos para cada importación.

Diferentes cámaras privadas habían advertido de que los retrasos en la emisión de los certificados de no producción, que podían tardar hasta seis meses, pondrían en peligro la importación de rubros sensibles, ya en niveles mínimos.

"Estamos sujetos a una guerra inclemente por parte la burguesía de algunos sectores de la derecha", denunció Arreaza. "Contamos con todos los elementos para superar esta crisis".

El ejecutivo también anunció, sin precisar, que se pretende aligerar la descarga en los puertos del país, que depende de sus terminales marítimos para abastecerse de gran parte de los bienes que consume.   Continuación...