27 de septiembre de 2013 / 10:18 / hace 4 años

Santander Brasil pagará dividendo extraordinario de 2.730 mln dlrs

5 MIN. DE LECTURA

Imagen de archivo de una mujer pasando frente a una sucursal del banco Santander en Madrid, jul 30 2013. El banco Santander Brasil modificará su estructura de capital y pagará a los accionistas un dividendo extraordinario de 6.000 millones de reales brasileños (2.730 millones de dólares), en un intento por mejorar sus ratios de rentabilidad.Susana Vera

Por Sonya Dowsett y Jesús Aguado

MADRID/SAO PAULO (Reuters) - El banco Santander Brasil modificará su estructura de capital y pagará a los accionistas un dividendo extraordinario de 6.000 millones de reales brasileños (2.730 millones de dólares), en un intento por mejorar sus ratios de rentabilidad.

Las medidas fueron adoptadas en momentos en que los bancos españoles, entre ellos el Santander -matriz de la institución brasileña-, y en general en Europa se encuentran bajo presión para incrementar sus niveles de solvencia antes de que entren en vigencia nuevos requisitos de capital.

"Banco Santander (Brasil) S.A. ha anunciado su intención de optimizar su estructura de capital mediante la sustitución de capital social (Core Tier I) por valor de 6.000 millones de reales brasileños por instrumentos de nueva emisión computables como capital regulatorio (Additional Tier I y Tier II) por un valor equivalente, ofrecidos a los accionistas de Banco Santander (Brasil) S.A.", dijo la entidad en un hecho relevante al regulador español.

El Banco Santander tiene previsto suscribir un porcentaje de los nuevos valores en proporción a su participación accionaria del 75 por ciento en el Santander Brasil, así como aquellos que no sean suscritos por los restantes accionistas de esa institución en el país sudamericano, explicó el comunicado.

Por su parte, una portavoz del Santander explicó que con esta operación "el capital regulatorio de Santander Brasil se mantiene en 68.000 millones de reales".

La operación no tiene ningún impacto en Grupo Santander ni en términos de capital ni en liquidez y los 4.500 millones de reales que recibe de Santander Brasil como remuneración especial los va a reinvertir en la filial brasileña, aseguró la portavoz.

En el mercado español, las acciones de Santander perdían un 0,56 por ciento, a 6,046 euros.

Aunque el banco BPI reconoció que la operación de apalancamiento de Santander contribuiría a mejorar la rentabilidad de su división en Brasil, no espera un impacto material sobre la eficiencia del grupo "al tratarse de una redistribución del capital entre la filial y la matriz".

Mejora De Rentabilidad

El dividendo conllevará una mejora de la rentabilidad de recursos propios (return on equity-ROE), una medida de rentabilidad, debido a que se instrumenta sin afectar los ratios de capital de la filial o de la matriz.

Alguna vez entre los bancos más rentables del mundo, los bancos comerciales brasileños han luchando en los últimos años con la competencia creciente de las instituciones estatales que han presionado sus márgenes.

En estos momentos, Santander Brasil tiene el ROE más bajo entre los mayores bancos brasileños.

"El objetivo (de esta medida) es aumentar la eficiencia de la estructura de capital del banco para ponerla en línea con las necesidades y las realidades del mercado", dijo el banco en un comunicado enviado el jueves al supervisor brasileño.

Un ROE más elevado beneficiará a Santander Brasil cuando la bolsa brasileña BM&FBovespa otorgue a los bancos mayores ponderaciones en el índice de la bolsa brasileña Bovespa a partir del 2014.

Santander Brasil ha mantenido durante años un nivel de capital por encima de los requisitos regulatorios.

Por su parte, los bancos españoles están siendo estrechamente escrutados después de que el estallido de la burbuja inmobiliaria a fines de 2007 los dejó con un volumen elevado de activos problemáticos, lo cual llevó al Gobierno a solicitar a sus socios europeos una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros, de los que ha utilizado 41.300 millones de euros.

A pesar de que Santander cuenta con una cartera de negocio diversificada y que no tuvo que pedir ayuda pública, entre los analistas han surgido voces que consideran que la entidad necesita mejorar su solvencia antes de que entren en vigor unos requisitos de capital más estrictos.

Según estimaciones de Deutsche Bank, Santander podría afrontar un déficit de capital de 2.000 millones de euros como consecuencia del próximo ejercicio de revisión de activos (AQR) que se avecina como parte de las pruebas de resistencia en Europa.

En un esfuerzo por mejorar su solvencia, Santander logró incrementar su ratio de core capital hasta junio al 11,11 por ciento gracias a la venta de activos y a la reducción de su actividad crediticia.

Además, Santander dijo en julio que su ratio de core capital de acuerdo con las normas de Basilea III se mantendría por encima del 9 por ciento sobre la base de un requisito adelantado de las nuevas normas de Basilea, que toma en consideración cambios que estarán complementamente implementados en 2019.

Información adicional de Guillermo Parra-Bernal y Sarah White, escrito por Reese Ewing. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below