27 de septiembre de 2013 / 14:04 / hace 4 años

Inflación de Alemania se desacelera en septiembre, de acuerdo a dato preliminar

Por Michelle Martin

BERLIN (Reuters) - La inflación anual alemana se desaceleró a un 1,4 por ciento en septiembre, muy por debajo de la meta del Banco Central Europeo de cerca, pero por debajo de un 2 por ciento y sin presentar amenazas a la política monetaria expansiva del banco.

La desaceleración se debió a una caída en los precios de la energía, que tuvo lugar tras un incremento del 1,5 por ciento en el costo de la vida en agosto, mostraron el viernes datos preliminares de la oficina de estadísticas.

La lectura fue menor a la mediana de pronósticos de un sondeo de Reuters, que apuntaba a una lectura de un 1,5 por ciento.

“Las presiones inflacionarias en la mayor economía de la zona euro aún son difíciles de encontrar”, comentó Carsten Brzeski, economista senior de ING, quien agregó que aún no ha habido un incremento en los precios después de que los trabajadores aseguraron una serie de abultadas alzas de salarios este año.

“Para la zona euro, esto tiene al menos dos implicaciones: i) el reequilibrio sigue siendo un proceso engorroso y ii) el BCE puede seguir con su política monetaria altamente expansiva”, agregó.

En su reunión de política monetaria de septiembre, el BCE confirmó que mantendrá las tasas de interés en mínimos niveles históricos por un “período extendido” y el miembro del comité ejecutivo del BCE Joerg Asmussen dijo el jueves que la política monetaria del banco se mantendrá expansiva por el tiempo que sea necesario.

Economistas consultados por Reuters no prevén cambios en las tasas cuando el banco se reúna el miércoles.

La inflación de Alemania ha permanecido por debajo de la meta del BCE este año después de registrar lecturas mayores durante algunos meses del año pasado.

Aunque la economía alemana es robusta, datos recientes no han sugerido que exista peligro de una aceleración de la inflación.

Sondeos de confianza a futuro han mejorado, pero los datos más recientes han sido decepcionantes. Las exportaciones, pedidos industriales y producción cayeron en julio.

Luego de registrar una contracción a fines del año pasado y un débil inicio del 2013, la economía alemana repuntó en el segundo trimestre, cuando registró su crecimiento más veloz en más de un año. No obstante, los economistas prevén una expansión más lenta entre julio y septiembre.

La inflación moderada, junto con un alto nivel de empleo, alzas de salarios y bajas tasas de interés en bancos están contribuyendo a mejorar el consumo privado en Alemania.

Mientras que los envíos al exterior se ven reducidos en un ambiente global débil, la demanda interna se ha convertido en un pilar clave de crecimiento en la economía germana, tradicionalmente orientada a las exportaciones.

Sobre una base mensual, los precios al consumidor se mantuvieron estables.

El dato final de inflación alemana será publicado el 11 de octubre, dijo la oficina de estadísticas.

Traducido por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below